Jose Joaquin Ripoll presidente de la autoridad portuaria de Alicante

El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, ha advertido el pasado viernes 3 de enero que si se abre juicio al presidente de la Autoridad Portuaria de Alicante, José Joaquín Ripoll, imputado en el caso Brugal, «tendrá que dejar» el cargo.

Fabra se ha pronunciado de esta manera en la rueda de prensa posterior al pleno del Consell, al ser preguntado por la línea roja que ha marcado para apartar a los imputados en casos de corrupción de los puestos de responsabilidad del PP y la administración y, concretamente por el actual presidente de la Autoridad Portuaria de Alicante.

Inquirido también por el caso del presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia, Rafael Aznar, a quien la Fiscalía investiga por la supuesta comisión de delitos prevaricación y malversación de fondos, el jefe del Consell ha apuntado que, «en el caso de que haya alguna actuación más concreta por parte del juez», se analizaría la situación.

Durante su comparecencia, el presidente de la Generalitat ha defendido que ha mantenido siempre la línea roja y aquellas personas que están bajo un procedimiento judicial no están ostentando un cargo de responsabilidad, ni de gobierno, ni de partido, ni en el grupo parlamentario, de forma que desde el Consell ha mantenido una línea muy clara con el objetivo de generar confianza en el ciudadano.

Para ello, ha remarcado, que hay que mantener una serie de criterios, y ese es básico para lograr la confianza del ciudadano. En este sentido, Fabra ha reconocido que le preocupa la agenda judicial para este año.