La patronal de los concesionarios, Faconauto, ha pedido al Ministerio de Industria, Comercio y Turismo que convoque lo antes posible la Mesa de la Automoción para buscar soluciones que frenen el deterioro que está experimentando el sector, cuya competitividad se está poniendo en peligro.

Durante la III Jornada de Automoción de Aragón, la Federación ha indicado que la automoción está atravesando «una de las peores crisis de su historia«, ya que no ha podido recuperar los niveles previos a la pandemia ni de ventas ni de producción de vehículos y de componentes.

Esta situación de debilidad «se está cronificando«, lo que pone en entredicho su competitividad en un momento de transformación como el actual. «No vemos ni a corto ni a medio plazo una mejoría«, explican desde la Federación, que recuerda que sigue habiendo un desabastecimiento de semiconductores.

Por ello, dicen desde Faconauto, la Mesa de la Automoción que encabeza el Ministerio de Industria «debe salir de su parálisis y activarse con urgencia«, con todos sus grupos de trabajo, con contenido y buscando las medidas necesarias para empezar a revertir la situación.

Esta Mesa se constituyó hace dos años sin que desde entonces haya tenido «ni la periodicidad ni el contenido que el momento requieren». Entre medias, las patronales que la constituyen han venido haciendo propuestas en materia fiscal, laboral o de descarbonización que ahora deberían ser el punto de partida.

En este momento, la Federación cree que el trabajo prioritario debería ser recuperar el mercado, para lo que es necesario situar a los motores de combustión como parte importante del presente y también del futuro de la movilidad de la mayor parte de la ciudadanía.

Para ello, habría que lanzar mensajes claros a los compradores, sin renunciar a acelerar en el despliegue del vehículo eléctrico, pues se encuentran sumidos en la confusión respecto a qué tecnología escoger e inseguros por el alza de precios y de los tipos de interés.

En paralelo, la parte industrial de la automoción se está viendo muy perjudicada por los fuertes incrementos de precios de las materias primas, por la escalada del coste de la energía y del transporte o por el desabastecimiento de elementos clave para la producción de vehículos. La Mesa de la Automoción ha de ser el «pegamento» que ordene las prioridades, concluye la patronal.

 

CdS-Banner-suscripcion-OJD-750x110