Este pasado viernes 3 de abril, ha fallecido Federico Martín Olmos tras haber luchado como solo él sabía hacerlo, con coraje y hasta el final, contra una complicada enfermedad.

Federico Martín era un hombre singular, dotado de capacidades excepcionales, desconocidas quizás para muchos, tanto personales como profesionales. Hombre extremadamente afable en el trato, de espíritu abierto, emprendedor e imaginativo, brillante, capaz de trasmitir ideas y conceptos novedosos con pasmosa precisión y lucidez.

‘Fede’ no ha dejado indiferente a nadie. Ni a quienes le conocimos en el trato más próximo, cercano, ni a aquellos que pasaron por su lado solo unos instantes y tuvieron el privilegio de escucharle.

Federico Martín ha sido un empresario de éxito, expandiendo la empresa familiar ‘Transportes Martín’, creada hace casi un siglo, en 1925, líder en el transporte de productos químicos.

En el campo asociativo, ha sido presidente  de CETM Cisternas y  uno de los puntales de la Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM), en la que ostentaba, además, el cargo de vicepresidente y donde  supo aglutinar como nadie intereses dispares, eliminar celos y tensiones y unir voluntades, para conformar una organización única, fuerte y con peso ante las distintas administraciones.

Y, sobre todo tuvo la visión de crear un espíritu empresarial que condujo también a la colaboración entre empresas.