Gerardo Salgado, transportista segoviano de larga y honda trayectoria, ha fallecido este pasado lunes víctima de esta maldita pandemia que está pasando una descomunal factura personal al país.

Con la triste pérdida de Salgado, el transporte segoviano deja de tener a uno de sus personajes más activos y lúcidos, un trabajador incansable, volcado en la realidad asociativa de un sector al que ha entregado gran parte de su vida.

Salgado, con 46 años de edad cumplidos hace algo más de un mes, deja prematuramente a su mujer y a un hijo de corta edad que en el futuro, no cabe la menor duda, estará orgulloso de sus raíces.

Este profesional llegó a Segovia en 1999 para hacerse cargo de la gerencia de la empresa Linecar-Galo Álvarez. De igual manera, ha sido presidente de la patronal Asetra entre 2008 y 2016, y en la actualidad era presidente de Fecalbus, Federación Castellano Leonesa de Transporte en Autobús. Descanse en paz.