Hay figuras que por múltiples circunstancias marcan a lo largo del tiempo la evolución de un sector. Este es exactamente el caso de Javier de Mauricio, histórico dirigente del asociacionismo en el sector del transporte de mercancías por carretera.

Cercano, vehemente e irónico, su presencia ha dejado una profunda huella en varias de las principales asociaciones empresariales del sector. De Mauricio fue secretario general de CETM durante un largo e interesante período para la organización y, posteriormente, tras pasar un tiempo en la empresa privada, principalmente en Siemens, regresó al mundo de las asociaciones de transporte, para incorporarse a Atfrie.

En la asociación de transporte a temperatura controlada, ocupó los cargos de director técnico y después, ya en 2012, de secretario general de la institución que, en 2016 tuvo que abandonar ya gravemente enfermo.

Tras una larga convalencia, Javier de Mauricio descansa ya en paz, tras haber contribuido al desarrollo del transporte con el empeño y la bonhomía del buen conversador y el gran profesional que sin duda alguna ha sido.