A falta de menos de un año para cumplir 30 como fabricante de cisternas, Farcinox sigue manteniendo su apuesta por la innovación, esta vez con la fabricación de un nuevo tipo de vehículos que se suma a su gama de productos: cisternas para el transporte de asfalto.

La demanda de estas unidades, con una serie de especificaciones propias y equipamientos especiales, está aumentando en el mercado, donde se prevé que continúe la renovación de esta flota.

En lo que va de 2021, el fabricante manchego ha producido diferentes cisternas de este tipo, todas de sección tronco-cónica con una capacidad de 33.000 litros, fabricadas bajo las normativas ADR e IMDG para el transporte por carretera y para el transporte por vía marítima.

Estas cisternas requieren de un sistema de descarga mediante valvulería especial, así como un aislamiento específico y un sistema de calentamiento por medio de resistencias eléctricas. Personalizadas en en función de cada cliente, cumplen con la normativa vigente e incorporan la tecnología más avanzada.

Entre las características principales de las que ofrece Farcinox, destaca la preinstalación para seis resistencias eléctricas y termostato, la pasarela y barandilla situadas alrededor del cajón anti-derrame, y medidas de seguridad mediante un sistema accionado neumáticamente con apertura secuencial, detección de parking accionado y manguera conectada.