camiones en puente por encima autopista carretera transporte

El transporte no consigue repercutir costes pese al buen momento que vive la economía española.

Además de para renovar su cúpula, con Pedro Alfonsel que sigue al frente con un nuevo mandato, con Francisco Ortiz y Manuel Perezcarro como vicepresidentes, la última asamblea de Fedat ha servido también para analizar la situación del sector y sus perspectivas para el futuro inmediato.

En la reunión se analizó la compleja situación política que vive España, así como el buen momento económico del país que, sin embargo, no sirve para que el sector del transporte consiga elevar sus precios y repercutir adecuadamente unos costes al alza.

A estos problemas se suma, en el ámbito local, las dificultades que cada día se plantean en el reparto urbano, debido a las diferentes normativas que aplica cada Ayuntamiento, algo que, a juicio del presidente de Fedat refleja la falta de entendimiento de los legisladores y la falta de reconocimiento social del transporte de mercancías por carretera.

De igual modo, en la asamblea también se analizó la incertidumbre que genera el cambio de Gobierno en asuntos pendientes como la desaparición de los módulos y la reforma del ROTT, en la que Fedat defiende el mantenimiento de la exigencia de la capacidad económica actual para los operadores de transportes, y que las cooperativas solo puedan tener relaciones con sus propios cooperativistas y no intermediar con terceros.

Ante todas estas dificultades, Alfonsel aboga por la unión de todos los actores que componen el sector para evitar que todos los impedimentos que día a día se le imponen en el desarrollo de la actividad provoque que el futuro de las empresas de transporte a corto o medio plazo sea insostenible.