FedEx ofrece nuevas opciones para conocer el estado de los envios mediante la sonda Senseware

FedEx lanza un nuevo producto, denominado «Senseaware 2000», que permite la vigilancia y el seguimiento de los paquetes.

La novedad del producto es la integración de una sonda criogénica, que permite a los clientes, además de transmitir información sobre la posición, conocer en tiempo real incidencias tales la posible apertura del envío, la superación de una temperatura determinada, la humedad relativa, la presión barométrica, la detección de la luz o si el paquete ha recibido algún golpe durante su transporte, todo ello en tiempo real.

La sonda  puede supervisar la temperatura de los envíos desde -195ºC a +60ºC. Esta sonda externa se conecta al dispositivo incluído dentro del paquete que transmite los datos de forma inalámbrica a una aplicacióna la que el usuario puede acceder on-line desde cualquier dispositivo.

Los clientes pueden utilizar la aplicación para crear alertas personalizadas y recibir notificaciones de cambios dentro de su  paquete mientras está en tránsito, de forma que los clientes de mercancías sensibles tengan información puntual y ampliada del tránsito del envío.

Esta nueva opción va ser muy valorada por los clientes del sector sanitario, que realizan envíos de vacunas o pruebas de laboratorios, que precisan mantener la temperatura dentro de un margen definido de temperatura durante el transporte.

Además Senseaware puede trabajar de forma conjunta con la alerta Prioridad FedEx que ofrece mayor seguridad al envío.

A principios de este año, FedEx agregó un accesorio de sonda de hielo seco en el dispositivo Senseaware 2000 que supervisa los envíos en un amplio rango de temperatura desde -80ºC a +60ºC.

El cliente solo tiene que introducir el dispositivo activado dentro del paquete. El producto se puede utilizar para el seguimiento de inventario, envíos individuales y grandes cargamentos paletizados o llevar a cabo experimentos específicos para el desarrollo de la cadena de suministro.