FedEx ha obtenido en el segundo trimestre de su ejercicio fiscal, que concluyó el pasado 30 de noviembre, un beneficio neto de 500 millones de dólares, esto es 364 millones de euros, un 14,1% más que los 438 millones de dólares, en euros 319 millones, del mismo periodo del ejercicio anterior.

Los resultados del segundo trimestre del ejercicio anterior se vieron afectados negativamente por la tormenta «Sandy», que redujo en 0,11 dólares el beneficio por acción.

La cifra de negocio de la multinacional se situó, en el periodo comprendido entre septiembre y noviembre, en los 11.403 millones de dólares, 8.293 millones de euros, un 2,7% más que los 11.107 millones de dólares, 8.078 millones de euros, que ingresó en el primer trimestre del ejercicio anterior.

En el conjunto de los seis primeros meses del año, el beneficio neto de FedEx alcanzó los 989 millones de dólares, 719 millones de euros, un 10,3% más, mientras que la facturación aumentó un 2,4%, hasta los 22.427 millones de dólares, 16.309 millones de euros.

Los «sólidos» resultados del segundo trimestre reflejan, entre otros aspectos, el mejor comportamiento de su negocio de envíos urgentes, FedEx Express«El poder de nuestra amplia cartera global sigue impulsando nuestro crecimiento y confiamos en estar en el buen camino para lograr los ambiciosos objetivos que nos hemos marcado», se señala.

De cara al conjunto del ejercicio, la compañía espera que los beneficios se incrementen entre un 8% y un 14%, que resulta ser una estimación superior a su anterior estimación del 7% y el 13%.