El comercio electrónico tira del negocio de paquetería.

FedEx espera picos de entregas en los todos los lunes de diciembre.

FedEx espera que el próximo 2 de diciembre, día en que tiene lugar el ‘Cyber Monday’, llegue a gestionar más de 33 millones de paquetes a través de su red global.

Este volumen supondría una nueva plusmarca para la compañía paquetera norteamericana, que también espera duplicar su volumen medio diario de paquetes en los dos lunes siguientes a este evento asociado a los productos tecnológicos.

Estos picos de los lunes de diciembre se deben principalmente al alto volumen de compras on-line que se realizan durante el fin de semana, provocando que los pedidos lleguen a los ciclos de envío de los minoristas a principios de la semana y que se produzca una gran demanda de envíos domiciliarios.

En este último ámbito, precisamente, la empresa ha hecho un esfuerzo para mejorar la logística inversa en las entregas, con la vista puesta en que, según diversos estudios que cita, un 62% de los compradores son más propensos a comprar por internet si pueden devolver los productos físicamente, por lo que ha impulsado una red de más de 14.000 puntos de entrega y recogida, además de añadir otros establecimientos gracias a acuerdos con minoristas, con servicio a domicilio los siete días de la semana.

De igual modo, FedEx también ha empezado a dar servicio de envío de grandes paquetes para dar cabida a artículos de gran tamaño, como televisores y mobiliario, que cada vez se compran más por internet, lo que ha obligado a las compañías a contar con instalaciones dedicadas a la clasificación de paquetes grandes, además de nuevos equipos de manipulación.