Durante el primer trimestre del ejercicio fiscal 2017 de FedEx, que comprenden los meses de junio, julio y agosto, el operador norteamericano ha invertido un total de 96 millones de dólares (86 millones de euros) en los costes derivados de la integración de TNT. 

De esta partida, un total de 68 millones de dólares corresponden a la integración en sí del operador y a la reestructuración de la red Outlook, mientras que los 28 millones de dólares restantes se han destinado a la amortización de activos intangibles de la paquetera holandesa.

Los ingresos de la compañía norteamericana en este trimestre, en cuya cuenta de resultados se incluye a TNT por primera vez, ascienden a 14.700 millones de dólares, casi 13.200 millones de euros, lo que supone un 19,5% más que los 12.300 millones de dólares ingresados en el mismo trimestre del ejercicio anterior.

El beneficio neto de FedEx asciende a 715 millones de dólares antes de impuestos, que se elevarían a 780 millones de dólares sin contar los gastos de la integración de TNT. La diferencia de 65 millones de dólares, y no de 96 millones como se ha indicado anteriormente, se debe a que la cuenta de resultados de FedEx expone su beneficio neto antes de impuestos.

No obstante, incluso si se contabilizan los gastos de la integración de la paquetera holandesa, el beneficio neto del operador ha crecido entre ambos periodos un 3,3%, pasando de los 692 millones de dólares del primer trimestre fiscal de 2016 a los 715 millones del mismo periodo del presente ejercicio.

Por otro lado, el operador también ha informado del aumento de sus tarifas para el próximo 2017, que incrementarán un 3,9% en los servicios de su división Express y un 4,9% en las soluciones de las divisiones ‘Ground’, ‘Home Delivery’ y ‘Freight’.