FedEx ha solicitado dos modelos diferentes del Boeing 767 carguero.

FedEx ha solicitado dos modelos diferentes del Boeing 767 carguero.

La norteamericana FedEx ha realizado un nuevo pedido a Boeing para contar con 12 nuevos 767 Freighters y otros tantos 777 Freighters por valor de 6.600 millones de dólares, unos 5.700 millones de euros al cambio aproximadamente.

Con estos nuevos equipos, la paquetera estadounidense potencia sus servicios de carga aérea con vistas a dar servicio al volumen creciente de comercio electrónico con aviones de última generación tanto de gran tamaño como de capacidad media.

Boeing estima que la demanda de aviones de carga está creciendo y, consecuentemente, acumula un total de 50 pedidos en los primeros meses de 2018.

De los modelos encargados por FedEx, el 767 Freighter es un avión de carga con capacidad para transportar hasta 58 toneladas en sus bodegas en vuelos que van desde los intercontinentales hasta los de rango regional.

Al tiempo, los 777 Freighter son los modelos de de motores gemelos para carga más grandes del mercado y tiene capacidad para llevar hasta 112 toneladas con posibilidad de extender vuelos en distancias de hasta 9.070 kilómetros y que la empresa de paquetería norteamericana ya opera desde Menphis a Asia.

De igual modo, este modelo supone una reducción en el consumo de combustible de hasta un 18% con relación a otras aeronaves a las que reemplazará y, de igual modo, permite aterrizajes, despegues y operaciones en pista más silenciosas para cumplir con las regulaciones aeroportuarias más estrictas en este sentido.