La compañía estadounidense de mensajería y logística FedEx ha llegado a un acuerdo para adquirir la empresa francesa de mensajería urgente Tatex, una adquisición que supone la última inversión de FedEx para generar un «crecimiento sostenible» de su negocio en Europa, según ha informado en comunicado, en el que no se señala cual ha sido el valor de la operación.

Esta adquisición dará a FedEx Express acceso a una red de distribución terrestre en el ámbito nacional que cuenta con 19 millones de envíos y produce aproximadamente 150 millones de euros en ingresos anuales. Esta operación demuestra el continuado enfoque de la compañía en su expansión por Europa a través de inversiones estratégicas e inteligentes y de crecimiento orgánico.

Tatex es una compañía privada fundada en 1976, que cuenta con más de 1.000 empleados y una red de distribución nacional. Tiene su sede central en la ciudad de Lieusaint, justo al sur de París, y cuenta con 35 centros de entrega, incluidas seis sedes regionales.

FedEx entró en el mercado francés en 1985 y emplea actualmente a 3.000 personas en el país. Tiene en el aeropuerto de Charles de Gaulle su hub central europeo Paris CDG en el que se concentran hasta 38 operaciones aéreas al día.

Expansión europea de FedEx

El pasado mes de abril se conoció la compra de la empresa polaca Opec, que venía a completar una serie de aperturas de 26 nuevas oficinas a través de Francia, Alemania, Italia, Países Bajos, el norte de Irlanda y Suecia.  Además, FedEx Trade Networks ha ampliado su presencia en Europa con la adquisición de 22 ubicaciones.

Esta política expansiva de FedEx viene a confirmar el interés de la compañía norteamericana en el mercado Europeo, a través del desarrollo y consolidación de su red de distribución europea.