La Federación Gallega de Transporte de Mercancías, Fegatramer, considera que la situación tan complicada que está viviendo el sector en España «necesitará de altura de miras, cesiones, diálogo y mucho sentido común«.

La crisis provocada por la pandemia, que se ha visto agravada por la invasión de Ucrania, afecta a todo el tejido productivo y a la sociedad en general. En este sentido, la Federación entiende que haya empresarios que se hayan visto a paralizar su actividad, pero no ha secundado el paro del transporte.

Desde Fegatramer, consideran que el paro no es la solución sino «un problema añadido», que puede llevar a una gran parte del sistema productivo a una difícil situación, especialmente a las empresas del sector primario.

Asimismo, rechazan que alguien se vea obligado a parar porque lo decidan otros o porque se le coaccione o agreda. En cualquier caso, consideran que el escenario actual era en gran medida previsible, pero que los gobernantes no solamente no se anticiparon, sino que siguen paralizados.

Insiste, además, en que de momento «no se conoce cúal es el diagnóstico de la llamada Plataforma» respecto a la situación del sector ni qué medidas propone para conseguir que los transportistas puedan cobrar un precio digno por su trabajo. «Las soluciones demagógicas o simplistas, que preconizan algunos, no son de recibo«, aseguran.

Medidas insuficientes

Una de las principales medidas previstas por el Gobierno hasta el momento, correspondiente a las ayudas por valor de 500 millones, es bajo su punto de vista insuficiente para los más de 325.000 vehículos que cuentan con autorización de transporte. Además, llega tarde, no se ha concretado y su entrada en vigor se ha pospuesto a abril.

«El problema surge porque los cargadores no pueden asumir el necesario incremento de los precios de los portes que impone el incremento del coste del gasóleo en más de un 50%«, explican, por lo que debería implantarse una medida de impacto para reducir el coste del gasóleo y que los cargadores puedan afrontar los pagos.

Así, para solucionar la crisis, además de las nuevas medidas aprobadas en marzo, Fegatramer propone la aprobación de manera urgente de una Ley que reduzca el precio de los combustibles, para compensar al menos el incremento derivado de la guerra en Ucrania.

A medio plazo, deberían igualmente establecerse normas para conseguir una armonización fiscal que permita las empresas competir en igualdad de condiciones, así como poner fin a las falsas cooperativas, falsos autónomos y empresas buzón.

 

CdS-Banner-suscripcion-OJD-750x110