Presentación Estudio Cooperativas Fenacotrans

El proyecto de LOTT del Gobierno  “es un ataque sin precedentes a la economía social del transporte y las cooperativas”. Así de contundente se mostró el pasado viernes José Luis Ayuso, presidente de la Federación Nacional de Cooperativas de Transporte de España (Fenacotrans), durante la presentación del “Informe sobre la oportunidad de la proyectada modificación de la Ley de Ordenación del transporte terrestre en relación con las cooperativas de transporte”, realizado por la Cátedra de Trabajo Autónomo de la Universidad de Valencia.

Para Ayuso, tras eliminarse del anterior borrador que propuso el ex ministro de Fomento José Blanco determinados conceptos «punitivos» que multaban hasta con 6.000 euros el hecho de que un cooperativista de transporte facturase a la propia cooperativa, “el nuevo proyecto propuesto por el nuevo Gobierno pero elaborado por el mismo equipo técnico del ministerio vuelve a incluir este y otros conceptos infractores contra los cooperativas de transporte.

Ayuso recordó que la investigación llevada a cabo por la Agencia Tributaria ha concluido con que el sistema tributario de las cooperativas de transporte es correcto y “que el trabajador cooperativista forma una unidad autónoma independiente con capacidad de facturar por sí solo. Es decir, recalcó el presidente de Fenacontrans “para la Agencia Tributaria el fundamento fiscal de las cooperativas en los últimos 50 años es correcto”.

Además de mercancías, también transportamos derechos

Por ello, desde Fenacotrnas “el rechazo es total al proyecto de LOTT porque los transportistas de cooperativas además de mercancías también transportamos derechos, y haremos lo que haga falta para defenderlos”, aseguró.

Para reforzar los argumentos de Fenacotrans, Alberto Ara España, vicepresidente de ATA, entiende que si el anteproyecto de LOTT se publica tal cual está ahora, el 90% de las cooperativas de transporte de España desaparecerían y «unas 20.000 personas se quedarían sin empleo”. De ahí que se pregunte el por qué de esta postura hostil contra los cooperativistas.

[youtube video=»n34c-iZWHNU» ancho=»480″ alto=»300″]

Con la nueva LOTT, solo serían válidas las cooperativas donde todos los transportistas tengan autorización o aquellas cooperativas de trabajo asociado donde no se permite que el socio facture a la propia cooperativa y por lo tanto se suprime el poder directo de disposición.

Para pedir explicaciones sobre por qué se ha decidido incluir en el proyecto de LOTT estos “ataques” a la economía social del transporte, el vicepresidente de ATA reconoció que en una reunión con el director general de Transportes Terrestes, Joaquín del Moral, y el subdirector de Normativa del ministerio, se le reconoció que “aunque no fuera ilegal, la actual forma de facturar de los cooperativistas provoca dudas al respecto”.

El informe no encuentra problemas ni fraude

En la presentación del informe realizado, el catedrático de Derecho del Trabajo y director de la Cátedra de Trabajo Autónomo de la Universidad de Valencia, Carlos Alfonso Mellado, señaló que tras la investigación realizada para el estudio no se han detectado “problemas sociales o económicos que justifique desmontar el actual modelo de economía social del transporte”.

En su opinión, con los cambios que introduce el proyecto de LOTT se hace “flaco favor a la economía del país y de los autónomos”, y se pregunta si el trabajo de transporte que dejen de realizar los cooperativistas será absorberido por empresas españolas del sector o por otros conductores de Europa del este con otras condiciones laborales y fiscales.

En el informe se destaca que el cooperativismo de transporte español ha supuesto una importante fuente de creación de empleo estable en el sector, frente a la competencia que se soporta de empresas de terceros países, principalmente del Este de Europa, cuyos camiones trabajan en España. Asimismo, las cooperativas de transporte “son agentes económicos que trabajan y generan riqueza en España”.

Además las cooperativas aportan un elemento fundamental respecto de otros tipos de empresas capitalistas, “ya que no sufren procesos de deslocalización, puesto que los socios capitalistas que trabajan en las cooperativas son, fundamentalmente personas físicas enraizadas en el territorio”.

Para otro de los autores del estudio, la catedrática de Derecho Financiero y Tributario, Pilar Alguacil, con la reforma proyectada en la LOTT se trata de impedir el funcionamiento de cooperativas reguladas en diversas Comunidades Autónomas conforme a sus respectivas competencias que se verían cercenadas sin que se advierta razón alguna para ello ni el beneficio que supondría dicha medida.

Además, la reforma introduce nuevos requisitos en la legislación del transporte que dificultan o impiden que todas las cooperativas de transporte puedan ejercer la actividad de transporte. En opinión de Pilar Alguacil, «si algún socio de la cooperativa no tiene autorización de transporte hay que tener en cuenta que una de las razones fundamentales del régimen cooperativista es la de suplir determinadas carencias de sus socios, en este caso de la autorización de la actividad de transporte por parte de la administración«.

Tensión con el Secretario General de CETM 

La presentación del estudio de Confenetranas el pasado viernes en el salón de actos del Consejo Económico y Social vivió ciertos momentos de tensión a cuenta de la presencia en el acto de Miguel Valverde, secretario general de CETM, la principal patronal española del sector de transporte y que es fuertemente beligerante con las -que ellos denominan -“falsas cooperativas” de transporte.

Tras la presentación del informe, Valverde solicitó la palabra para exponer el punto de vista de su asociación por lo que se mostró muy crítico con que haya cooperativas en la que hay socios sin autorización de transporte e, incluso, con el hecho de que ciertas cooperativas sirven de tapadera para alquilar licencias.

El representante de CETM dejó claro que su patronal no tiene nada en contra de las cooperativas de transporte legales que hay en España y que agrupan a pequeños transportistas que juntas sus fuerzas comerciales y de medios para crear sinergías de trabajo, pero insistió en que hay muchos casos contrastados de fraude y “contra esto hay que luchar”.

Además, Valverde se sorprendió de que desde ATA se critique la liberalización que el proyecto de LOTT hace de los vehículos de entre 2 y 3,5 tn no requiriéndoles en la práctica ni autorización ni capacitación profesional para ejercer la actividad y después “acepte que haya transportistas en cooperativas que no dispongan de tarjeta de transporte”. Las palabras del secretario general de CETM sentaron mal entre el grupo de cooperativistas presentes en el acto lo que ocasionó un fuerte intercambio de reproches que tuvo que ser calmado por el presidente de Fenacotrans, José Luis Ayuso.