El Gobierno portugués acordó en septiembre de 2010 la entrada en vigor en dos fases de la regulación para el cobro de los peajes en la red de autovías portuguesas SCUT, antes gratuitas, cuya primera fase entró en vigor el 15 de octubre del pasado año para las autovías lusas situadas del norte del país.

La segunda fase estaba prevista que entrase en vigor el pasado 15 de abril para las autovías del centro y sur, es decir, la SCUT Interior Norte, SCUT Beiras Litoral Alta, SCUT Beira Interior y SCUT Algarbe, a todos los vehículos que accedieran al centro y sur de Portugal. Esto afecta especialmente a los tránsitos desde Andalucía, por Ayamonte, y  desdce Castilla-León por Ciudad Rodrigo.

Sin embargo, la situación política que atravesaba el gobierno portugués en aquella fecha motivó la suspensión de la entrada en vigor de los nuevos peajes, manteniéndose vigentes exclusivamente los peajes de las autovías del norte de Portugal.

A partir del próximo jueves día 8 de diciembre

Finalmente, el pasado 28 de noviembre se publicó en el Diario Oficial de la República el Real-Decreto Ley 111/2011 que establece su puesta en marcha y entrada en vigor el próximo jueves 8 de diciembre, para lo que el Gobierno luso ha establecido ya las infraestructuras necesarias sobre las vías afectadas para el pago de dichos peajes, el cual se hará mediante la instalación de un aparato electrónico incorporado al vehículo.

En este sentido, Fenadismer ha interpuesto una denuncia contra el Estado portugués ante la Comisión Europea, por posible vulneración de los Reglamentos europeos sobre tarificación de infraestructuras, al contemplar el Real Decreto luso antes citado un sistema de exenciones y bonificaciones en el pago de los peajes “exclusivamente a las personas físicas y jurídicas que tengan su residencia o domicilio social en el área de influencia de las autovías”, en concreto eximiéndoles de pago 10 viajes al mes y aplicándoles un descuento del 15% para los restante viajes, lo que supone una clara discriminación para los conductores españoles tanto particulares como profesionales al no poder beneficiarse de dichas bonificaciones.

En concreto, los vehículos españoles ligeros y pesados que se verán diariamente afectados por los nuevos peajes serán los más de 12.900 que cruzan la frontera por Ayamonte y los 9.200 que utilizan el paso fronterizo de Fuentes de Oñoro.

El flujo de viajeros anual entre España y Portugal es de aproximadamente 55 millones de viajeros, de los que un 95% se desplazan por carretera. Asimismo el intercambio de mercancías anual entre ambos países es de en torno a 25 millones de toneladas, de las que un 80% son transportadas por carretera.