Fenadismer ha planteado una propuesta alternativa a la «práctica eliminación» del régimen de módulos en el sector del transporte de mercancías por carretera en la que solicita el mantenimiento del régimen de módulos para los transportistas autónomos de menor dimensión y el establecimiento de un régimen de compensaciones para el resto de transportistas que deban tributar por estimación directa.

Esta propuesta se ha derivado de la tramitación que está llevando a cabo el Ministerio de Hacienda del proyecto de Real Decreto por el que se modifica el Reglamento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, que entraría en vigor en 2016.

Fenadismer basa su propuesta en que el nuevo límite de exclusión del régimen de módulos, establecido en 75.000 euros, supone en la práctica «reducir a una cuarta parte el límite actualmente en vigor», de 300.000 euros.

Esto conllevaría, según la federación, a que serían exclusivamente los titulares de un único vehículo de transporte ligero y que realicen una actividad de ámbito local los que podrían continuar acogidos a dicho régimen, «ya que el resto de transportistas autónomos titulares de un vehículo serán excluidos al  sobrepasar dicho límite».

Desde Fenadismer se recuerda que «sólo los costes de explotación de un vehículo tipo de transporte de carga general», entre los que se incluyen el carburante, la amortización, los seguros, el mantenimiento, etc, «supone en torno a 130.000 euros», tal y como establece el observatorio de costes de explotación que publica semestralmente el Ministerio de Fomento.

A diferencia de los autónomos de otros sectores de actividad, en los que la materia prima necesaria para desarrollar su actividad «tiene un coste muy bajo», en el caso del transporte de mercancías casi la totalidad de los empresarios autónomos se verán obligados a abandonar dicho régimen ya que su facturación anual supera dicha cantidad como «consecuencia de los altos costes de explotación de su actividad, aunque en la actualidad no obtengan apenas un beneficio empresarial».

Régimen transitorio de compensaciones

Por ello, Fenadismer ha solicitado al Ministerio de Hacienda que introduzca en el régimen de estimación objetiva un «límite de exclusión diferenciado» para las actividades de transporte de mercancías por carretera, para permitir que los autónomos de un solo vehículo puedan continuar acogidos a dicho régimen, elevando el límite de facturación a 150.000 euros.

Asimismo para el resto de transportistas autónomos titulares de más de un vehículo que hasta la fecha estaban acogidos a dicho régimen y que a partir de 2016 deberán tributar por estimación directa simplificada, la federación ha propuesto establecer un «régimen transitorio de compensaciones» que les permita amortiguar el fuerte impacto fiscal que el cambio de régimen les va a suponer, en consonancia con el compromiso del actual Gobierno de reducción de la carga impositiva de los contribuyentes.

Cabe recordar que una medida compensatoria idéntica a la planteada por Fenadismer fue aprobada por las Juntas Generales de las Haciendas forales vascas el año 2014 para compensar a los transportistas de dicha Comunidad Autónoma por el cambio de régimen de tributación de estimación objetiva a estimación directa simplificada, lo que fue aprobado con el apoyo de los principales grupos parlamentarios.