El proyecto de ley de Unidad de Mercado, que en la actualidad se tramita en el Parlamento, preocupa a Fenadismer. La patronal ha transmitido a los diferentes Grupos Políticos su preocupación y rechazo por las consecuencias tan negativas que este proyecto de ley puede introducir en la actual regulación y ordenación del sector del transporte por carretera.

Fenadismer recuerda que dada la movilidad empresarial intrínseca que implica el ejercicio de la actividad del transporte, la actual Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres regula el sector del transporte de forma unitaria para toda la geografía nacional, “estableciéndose idénticos requisitos para acceder al ejercicio de la actividad con independencia de cuál sea el lugar de residencia o establecimiento de la empresa que pretende desarrollar dicha actividad”.

La patronal reconoce que para otros sectores económicos los principios que inspira la Ley de Unidad de Mercado pueden tener un efecto positivo en la desaparición de barreras o trabas para que una empresa radicada en una Comunidad Autónoma pueda desarrollar su actividad en el resto del territorio nacional.

Sin embargo, destaca Fenadismer, en el sector del transporte por carretera el efecto que se conseguiría sería el contrario, es decir, una desordenación absoluta del sector y una competencia desleal entre las empresas transportistas.

Posible interferencia de las CC.AA.

La patronal cree que la ley permitiría a cualquier Comunidad Autónoma suprimir unilateralmente los requisitos establecidos por la LOTT para las empresas transportistas con domicilio fiscal en dicha región, las cuales competirían con las de las restantes Comunidades Autónomas en condiciones más ventajosas.

Por ello, Fenadismer solicita a los diferentes Grupos Parlamentarios que el sector del transporte por carretera quede excluido del ámbito de aplicación de la Ley de Unidad de Mercado, por cuanto su aprobación quebraría precisamente la actual unidad de mercado nacional que rige en el transporte por carretera.