Fenadismer no descarta medidas de presión si fracasan las negociaciones con el Gobierno

La aprobación del proyecto de LOTT el pasado viernes por el Consejo de Ministros, introduce algunas novedades que “perjudican muy significativamente algunas de las actividades y entidades que actualmente operan en el sector del transporte por carretera”, en opinión de Fenadismer.

En concreto, la asociación señala que para los transportistas de vehículos ligeros es especialmente grave la nueva regulación para el otorgamiento de autorización en vehículos de hasta 3’5 toneladas de MMA, ya que de prosperar tal modificación supondría un desajuste y desregulación real del subsector del transporte ligero, “con las indeseables consecuencias tanto desde el punto de vista social y económico como de seguridad vial”.

Hay que tener en cuenta que al eximir a dichos vehículos de los requisitos exigidos por la Unión Europea para ejercer la actividad de transporte, es decir, de honorabilidad, capacidad económica y capacitación profesional así como de no tener que realizar el actual visado periódico, en la práctica deja fuera de control y supervisión el cumplimiento de los requisitos administrativos y técnicos de miles de vehículos de transporte.

Cooperativas, se les impide trabajar con sus clientes

Respecto a las cooperativas de transportistas, Fenadismer considera que “se les impedirá continuar contratando con sus clientes, sancionándolas como infracción muy grave y multa de 6.000 euros por cada servicio de transporte que realicen, al considerar la actividad que vienen desarrollando durante los últimos 50 años como de intrusismo a la legalidad vigente al carecer de autorización de transporte”.

Para la asociación, resulta “sorprendente y reprobable” dicha consideración, cuando “precisamente las cooperativas de transportistas han sido las únicas formas jurídicas empresariales a las que se les ha impedido en los últimos 30 años acceder a la titularidad de autorizaciones de transporte, ya que desde el año 1992 tienen prohibido por ley tener autorizaciones a su nombre, lo que ha sido reiteradamente denunciado tanto por el Defensor del Pueblo como por la Comisión Nacional de la Competencia, al considerar que existía un claro supuesto de discriminación”.

Esta asociación también considera negativo que el proyecto de LOTT suprima para el transporte de mercancías por carretera el principio básico de que los precios que se perciben por los servicios de transporte cubran la totalidad de los costes de explotación y fomenten la seguridad y la calidad. Por contra, dicho principio se mantiene para el transporte de viajeros por carretera.