La Federación de Organizaciones de Transportistas de la Comunidad de Madrid, Fenadismer, ha acordado llevar a cabo por parte de sus asociados, una campaña masiva de envío de cartas dirigidas al gobierno de la Comunidad de Madrid solicitando que haga efectivo su compromiso de rebaja de los impuestos de ámbito autonómico.

De este modo, solicita que se haga mediante la supresión o devolución íntegra, a los profesionales del sector del transporte por carretera, del tramo autonómico del impuesto de hidrocarburos que, desde agosto del año 2002, está establecido sobre los carburantes suministrados en las gasolineras madrileñas.

En este sentido, Fenadismer Madrid ha transmitido al consejero de Transportes e Infraestructuras, que dicha política fiscal de reducción de la carga impositiva autonómica, ya se aplica en 10 Comunidades Autónomas, en concreto, Castilla-León, Castilla-La Mancha, Valencia, Asturias, Murcia, Extremadura, Cantabria, Navarra, Baleares y Cataluña y en otras tres Comunidades Autónomas no se aplica dicho impuesto, en concreto, Aragón, País Vasco y La Rioja.

Ello implica que al existir en la Comunidad de Madrid un precio final en los carburantes que consumen los vehículos de transporte superior al de otras Comunidades Autónomas, coloca a las empresas transportistas madrileñas en una situación  competitiva desventajosa, lo que obliga a tratar de repostar carburante en las Comunidades Autónomas limítrofes, con el consiguiente perjuicio para las gasolineras madrileñas.