Valencia apuesta firmemente por el Corredor Mediterráneo

El secretario general de Ferrmed, Joan Amorós, ha reclamado al gobierno español que «asigne cuanto antes» los 800 millones que faltarían para que el tercer carril llegue a la ciudad de Murcia y Cartagena. En una rueda de prensa con motivo de la Asamblea General de Ferrmed en Murcia, ha recordado que «hay presupuestados del orden de unos 600 millones y el tercer carril vale 1.300″.

Los 600 millones que hay asignados permitirán llegar «a lo sumo a medio camino entre Castellón y Valencia», ha señalado Amorós, ya que «necesitamos que rápidamente se asigne una partida económica para que el desarrollo del tercer carril pueda llegar a finales de 2016 a Murcia y Cartagena». Ha llamado a todos los agentes sociales y económicos porque cree que hay que hacer presión para «que el Estado asigne en 2015 de golpe los 800 millones que faltan porque si no, no llegaremos a tiempo». 

Además, considera que la apuesta por las líneas convencionales debe ser mayor, «ya que el Corredor Mediterráneo sigue estando en desventaja y como no se planifique a partir de 2020 tendremos graves problemas para pasar los tráficos».

En este punto, Ángel Martínez, miembro de la Junta Directiva de Ferrmed, ha explicado que su asociación solicita «una línea nueva entre Monforte y Murcia, paralela a la autovía y que por ella vengan las mercancías», ya que, ha incidido, «en el trazado actual, la Alta Velocidad ha invadido grandes tramos».

En el caso de Orihuela, «no sólo no mantiene el trazado, sino que se ha elevado sobre el trasvase y eso dificulta el tráfico de mercancías» y por tanto, se necesitaría doble tracción para poder circular.

Aunque Martínez cree que esta situación se puede «mantener» a medio plazo, el futuro de Murcia «necesita con urgencia la alternativa del ferrocarril», y señala a una «pérdida de competitividad» si sólo se depende del puerto del Gorguel.