Ferrovial asegura que su «apuesta estratégica» por Aena pasa por su confianza en que el operador de aeropuertos españoles acabe siendo privatizado totalmente en una segunda fase, a medio o largo plazo.

Así lo ha indicado el consejero delegado de Ferrovial, Íñigo Meirás, quien, por el momento, ha manifestado su convencimiento de que Aena saldrá finalmente a Bolsa el próximo mes de febrero en el marco del proceso de privatización parcial que actualmente lleva a cabo el Gobierno para ceder a inversores privados el 49% de su capital social. El 51% restante seguirá en manos del Estado.

En el marco de esta apertura de Aena al capital privado, Ferrovial será uno de los tres socios de referencia del operador, los que conformarán su ‘núcleo duro’, en el que tomará una participación del 6,5% en su capital. 

Meirás reconoce que esta inversión es «contraria» a la estrategia de Ferrovial, que siempre busca ser socio industrial de los proyectos en los que participa. «Pero nuestra apuesta es que haya una segunda fase de privatización y que Aena acabe privatizándose en su totalidad», ha aseverado el consejero delegado.

«Esa es nuestra apuesta estratégica con esta inversión», ha añadido sobre la entrada del grupo en Aena durante su intervención en una jornada sobre persectivas económicas para 2015 celebrada el lunes 15 de diciembre en Madrid. Durante el evento, Meirás ha apuntado que ese es el camino que se ha seguido en otros países que comenzaron a privatizar parcialmente sus aeropuertos «y que luego acabaron privatizándolos totalmente».

Apuesta por España

El consejero delegado de Ferrovial ha destacado que Aena es una «gran compañía», que además permite al grupo materializar la apuesta que mantiene por el mercado español «siempre que surjan oportunidades». «Aena es el primer operador público de aeropuertos del mundo, es un activo muy bueno y está en España», ha subrayado.

Asimismo, ha manifestado su convencimiento de que Aena finalmente culminará la privatización parcial actualmente en marcha con la salida a Bolsa del operador el próximo mes de febrero. «El Gobierno está en ello, al parecer ya se perfila la firma que se encargará de realizar la ‘comfort letter’ de la oferta pública de venta».

En este sentido, Meirás ha concluido que, por los plazos que se manejan hoy en día «sí hay cabida para que haya una operación de salida a Bolsa en febrero, pensamos que sí que saldrá».