Tras publicarse la Orden TMA/229/2020 del Ministerio de Transportes, por la que se dictan disposiciones respecto al acceso de los transportistas profesionales a determinados servicios pese al estado de alarma, la Federación Nacional de Transporte por Carretera ha denunciado el incumplimiento de la norma en ciertos establecimientos.

En su artículo único, la Orden viene a señalar que tanto las gasolineras como los centros de carga y descarga deberán facilitar el uso de los servicios de aseo a los conductores profesionales. También se señala que, para facilitar el necesario descanso de los conductores, los establecimientos de restauración deberán facilitar al transportista profesional un servicio de catering.

En este sentido, desde Fetransa han explicado que es habitual que a los conductores se les prohíba el uso de los servicios en los centros de carga y descarga: «Nuestros queridos cargadores, en condiciones normales, prefieren mantener sus baños sin uso antes que permitir al conductor el acceso a este servicio, aunque el camionero lleve varias horas en sus instalaciones a la espera de que le atiendan«.

baño de una gasolinera

Sin embargo, consideran que es «inaceptable» que continúen manteniendo esta actitud en esta situación tan excepcional, pues los mismos conductores «a los que de normal ninguna» son actualmente un colectivo necesario e imprescindible para la sociedad. Por ello, ha querido denunciar públicamente el incumplimiento de las medidas impuestas, tan necesarias para los transportistas, de los que depende en buena medida que la población pueda acceder a los alimentos y productos de primera necesidad.

Quejas de los conductores

La Federación ya ha recibido numerosas llamadas de conductores profesionales para informar de que siguen encontrando gasolineras y centros de carga que no sólo no facilitan el acceso a estas instalaciones, sino que se lo impiden directamente.

Por ello, se ha puesto en contacto con el Ministerio para denunciar el incumplimiento de esta norma y ya está preparando las correspondientes denuncias ante el juzgado, para que se impongan las sanciones oportunas a quienes impiden que estos profesionales «den lo mejor de sí mismos para garantizar en todo momento el abastecimiento de la población«.