transporte por carretera en La Rioja

La federación recuerda que el sector aporta 23.000 millones de euros anuales a las arcas públicas.

La Federación Nacional de Transporte por Carretera, Fetransa, ha mostrado su rechazo al incremento de la carga fiscal al transporte por carretera que pretende aplicar el nuevo Gobierno y que ha supuesto un «jarro de agua fría» para el sector.

Los posibles planes del Gobierno han generado preocupación entre los transportistas, que se oponen a la implantación de la Euroviñeta y al aumento de los impuestos especiales, que probablemente supondría una subida del impuesto sobre los hidrocarburos.

En este contexto, recuerdan que cualquier posible aumento de las tasas que soportan los carburantes debería pasar por el mantenimiento de la figura del gasóleo profesional, aplicándola también a los vehículos ligeros y manteniendo el nivel impositivo en los límites actuales.

Además, la Federación considera que las medidas son «injustas e insolidarias» con el sector, que aporta 23.000 millones de euros al año a las arcas públicas. Asegura, asimismo, que podrían suponer un obstáculo para la recuperación económica del país, generando el encarecimiento de los productos y la pérdida de competitividad de las exportaciones.

Para Fetransa, el déficit debería combatirse mediante el estímulo y el apoyo a los sectores económicos que generan riqueza y puestos de trabajo, en lugar de gravarlos con mayores cargas fiscales. Asimismo, recalca que existen otros modos de transporte, como el ferrocarril, que le cuesta a las arcas públicas 231 millones de euros al año.

En el momento actual, la debilidad del transporte le imposibilita repercutir cualquier aumento de costes a sus clientes, por lo que no podría ser este sector el que rescatase a las grandes empresas constructoras, que la federación señala como las precursoras de la Euroviñeta en España.