Los accesos ferroviarios son una prioridad para el puerto de Barcelona

El tramo cedido abarca 3,37 km del ramal de mercancías de la FGC.

La administración catalana ha aprobado la cesión de un tramo de vía de Ferrocarriles de la Generalitat de Cataluña (FGC) a Adif, que estará incluido en la Red Ferroviaria de Interés General. La cesión forma parte del convenio para la construcción del nuevo acceso ferroviario sur al puerto de Barcelona, firmado el 14 de junio.

El tramo cedido abarca 3,37 km del ramal de mercancías del operador catalán, concretamente entre el nuevo acceso viario al municipio de Cornellà de Llobregat desde la ronda del Litoral, hasta pasado el puente de acceso a Mercabarna. Actualmente, por esta infraestructura circulan trenes procedentes de la fábrica de Seat o de las minas de potasa del Bages, entre otros.

Una vez cedida la vía, Adif se encargará de adaptarla a tres anchos diferentes, pudiendo ser utilizada por los trenes de FGC sin ningún coste.

La primera fase consistirá en una vía única que discurrirá por el margen izquierdo del río Llobregat, aprovechando parcialmente este tramo de vía de la FGC, cuya cesión supondrá un ahorro de unos 100 millones de euros respecto al proyecto inicial.

Además, la primera fase incluirá también la construcción de una terminal de expedición y recepción de trenes, así como un nuevo ramal de conexión con la terminal de Can Tunis.

En total, la construcción del acceso ferroviario sur al puerto de Barcelona tendrá un coste de 149,8 millones de euros, de los que Adif aportará 77,2 y la Autoridad Portuaria de Barcelona, 72,6.