El nuevo Fiat E-Ducato es el primer vehículo Fiat profesional 100% eléctrico diseñado junto con los clientes.

Para el desarrollo de la nueva versión eléctrica del modelo, la marca ha tenido en cuenta los datos conseguidos durante todo un año en el seguimiento de 4.000 vehículos térmicos de la marca.

Durante todo este tiempo las centralitas conectadas en tiempo real, han permitido identificar los diferentes perfiles de misión en su aplicación real en carretera. El análisis de esos datos recabados, y posteriormente agregados, han permitido establecer que misiones diarias ya estaban listas para la evolución de térmico a eléctrico, sin que este cambio en la tecnología de propulsión provocara una interrupción de la actividad del cliente.

Dicho análisis realizado sobre los 50 millones de kilómetros recorridos por los vehículos conectados, ha confirmado hasta que punto el conocimiento del cliente y sus necesidades es fundamental en el proceso de venta de un vehículo comercial.

Durante la fase de desarrollo de ingeniería de la versión eléctrica del Ducato, se produjo una miniflota de vehículos preserie que, cedidos a clientes estratégicos antes de que los vehículos estuvieran disponibles en el mercado, permitieron recabar datos en modo eléctrico y ya no térmico.

En la práctica, a cada socio se le otorgó el préstamo gratuito del vehículo por un periodo de cuatro a seis semanas, lo que permitió a cada cliente iniciar de manera efectiva su experiencia E-Ducato, identificando el vehículo por tamaño de batería, tipo de trayecto, kilometraje diario, horarios y turnos de entrega, y tipo de infraestructura o perfil de carga.