El Road Show organizado por Allison Transmission e Iveco bajo el lema “Conducir para creer” arrancó el pasado 4 de octubre en San Sebastián de los Reyes, Madrid, contando con el apoyo de la Asociación Española de Lucha contra el fuego y Protección Civil de dicha localidad. La jornada técnica dio el pistoletazo de salida a un Road Show que hasta el 25 de octubre ha recorrido las ciudades de Madrid, Pontevedra, Asturias, Vitoria, Alicante, Granada, Sevilla, Valladolid, Zaragoza y Barcelona.

En cada una de las ciudades se han celebrado jornadas de conducción todoterreno con dos Iveco Magirus. Estos vehículos están destinadas a la extinción de incendios tanto en entornos interurbanos como en áreas forestales. Ambos están dotados de tracción 4X4 integral permanente sobre un chasis Iveco Eurocargo 150E30W de 15 ton. El primero es un TLF 3000 4×4, equipado con transmisión automática Allison de la serie 3000.

A diferencia de lo que ocurre con las cajas manuales y automatizadas, las transmisiones Allison multiplican el par en el arranque. Gracias a su convertidor de par patentado, los vehículos equipados con estos transmisiones demuestran una mejor aceleración, un control total del vehículo en cuestas y rampas y una potencia ininterrumpida. Así llega más par y más potencia a las ruedas, ofreciendo mayor aceleración y un mejor rendimiento

Con el sistema de Allison, los conductores se olvidan de las marchas y de las averías, ya que las trasnmisiones manuales tenían numerosas averías derivadas de la mala conducción y mantenimiento

El vehículo que se ha utilizado tiene cabina sencilla, monta un motor Iveco de 299 cv y tiene un chasis de paso corto de 3200 mm y una cisterna de 3000 l y armarios con soportes alemanes para una óptima distribución de la carga y del equipo. El segundo vehículo de la prueba comparativa es un BRP 3000, equipado también con motor de 299 cv, lleva cambio manual, cabina doble y cisterna de 2000 litros.