puerto de amberes en huelga durante seis días en protesta contra katoen Natie

Acaba de finalizar la huelga convocada en el puerto de Amberes (Bélgica) como protesta contra la prohibición impuesta a varios delegados sindicales de entrar a un almacén para realizar una inspección rutinaria. Según informa la ITF, ACV Transcom, ABVV-BTB, ACLVB, sindicatos afiliados a la ITF y a la ETF, han participado en este paro que se ha prolongado durante seis días, desde el pasado 26 de junio.

La terminal de carga de Katoen Natie quedó paralizada por esta movilización convocada cuando se prohibió a varios delegados que entraran a un almacén donde sospechaban que las labores portuarias estaban siendo realizadas por mano de obra contratada a través de una agencia no portuaria de Polonia. Se piensa que la compañía de transbordo y almacenamiento de mercancías, Logisport, estaba facilitando esta situación.

Apoyo de la administración

Después de un segundo intento fallido de reconciliación entre los sindicatos y el grupo Katoen Natie, las partes lograron llegar a un acuerdo que estipula que la empresa no adoptará represalias después de la huelga y que se retirarán todas las reclamaciones de indemnización contra el personal portuario.

Los Servicios de Inspección Social de la Administración del Gobierno Federal de Bélgica estuvieron presentes para vigilar cualquier violación de la Ley sobre Trabajo Portuario, que limita la realización de las tareas portuarias a los trabajadores portuarios registrados.

Asimismo, se ha acordado iniciar un diálogo social entre los sindicatos y la empresa en relación a las conclusiones de los servicios de inspección social y de la ley del trabajo portuario. Los problemas se abordarán y resolverán de aquí hasta el 31 de octubre de 2013. El mediador estatal ha recomendado también que la empresa cumpla la Ley de Trabajo Portuario y examine su relación con compañías como Logisport, a la que hizo específicamente referencia.

El sindicato ACV Transcom asegura que este no es un caso aislado. “Está dentro de un marco de ataques procedentes de la Comisión Europea y de otros poderosos grupos de presión”, asegura. Para ACV, el objetivo es liberalizar la mano de obra portuaria y minimizar las normas para poder reducir los costos de los usuarios de los puertos.

Diferencias y objetivos

La  huelga en el puerto de Amberes ha servido a los estibadores de UGT del puerto de Bilbao para destacar las diferencias que se dan entre los sindicatos en España y Bélgica ya que “cuando los estibadores se sienten atacados responden inmediatamente. Hacen valer sus derechos y además el estado a través de sus diversos órganos de vigilancia vela por que se cumplan sus leyes”, asegura el sindicato español.

En cualquier caso, UGT coincidie plenamente en que las verdaderas intenciones de la Comisión Europea y de los distintos grupos de presión es “atacar a nuestra profesión”.