Concluídos los trabajos de mejora de la operatividad de los muelles comerciales del puerto de Vigo, la mejora y ampliación de los muelles ha dotado a esta zona de mayor longitud de atraque, con un incremento de la explanada portuaria y un aumento considerable de los calados, gracias a la creación de tres nuevas alineaciones de muelles. 

En concreto, el Muelle del Arenal ha pasado a disponer de cerca de 50.000 m² de superficie de almacenamiento y hasta de 16,5 metros de calado en la zona de la cabecera del Muelle Transversal, lo que facilitará la carga de los buques y abaratará la operativa de las navieras, que podrán concentrar su cargas.

La obra, adjudicada en septiembre de 2009 a la UTE entre FCC-Movexvial y Construcciones Dios, ha sido proyectada sobre pilotes, al tratarse de un método constructivo medioambientalmente más eficaz, permitiendo la circulación de las corrientes marinas.

En el año 2002, durante la presidencia en el puerto de Julio Pedrosa se planteó la necesidad de llevar a cabo esta ampliación del Muelle, debido a la falta de superficie y calado disponible, con lo que el puerto de Vigo podía sufrir una importante  pérdida de competitividad.

Hoy, esa superficie ampliada ya está ocupada por éolicos offshore que, por sus grandes dimensiones, sólo pueden llegar por vía marítima, además de por aluminio y granito, lo que demuestra que esa superficie y calado eran necesarios.

En definitiva, Vigo tiene hoy un puerto mejor del que tenía hace diez años, ya que estas obras han supuesto un salto cualitativo muy importante para su historia.