buque finnlines

La naviera finlandesa Finnlines, del Grupo Grimaldi, ha incorporado el puerto alemán de Rostock a los tráficos de importación de su línea regular semanal que conecta Bilbao con San Petersburgo. La compañía, cuyo agente en España es Consignaciones Toro y Betolaza, une Rostock y Bilbao con un tiempo de tránsito de cuatro días vía Brujas, en Bélgica.

La línea está cubierta por los buques “Finnsun”, “Finntide” y “Finnsea”, con capacidad para transportar cerca de 200 plataformas, 600 vehículos, 470 TEUs y 75 reefers. Estos buques ofrecen, además, la posibilidad de que el chófer viaje a bordo del buque.

Finnlines zarpa cada miércoles del puerto bilbaíno para atracar en Amberes el viernes. La siguiente escala es el martes en Helsinki, en Finlandia, y el miércoles lo hace en San Petersburgo, justo una semana después de zarpar desde Bilbao.

Desde el puerto ruso, los barcos escalan en la ciudad finlandesa de Kotka el jueves y en Lübeck , en Alemania, el sábado, para regresar a Helsinki el martes. Desde la capital finlandesa, se llega a Rostock el viernes, a Brujas el domingo y a Bilbao a primera hora del martes de la siguiente semana.

Finnlines ofrece así una nueva alternativa más segura, rentable y sostenible para los flujos de transporte entre las áreas de Rostock y Benelux, y el norte de España.