Transporte por carretera
Las federaciones de transporte de UGT y CC OO y la asociación empresarial AETRAC han suscrito este viernes el nuevo convenio colectivo de Transporte de Mercancías por Carretera de Cantabria , que actualiza el anterior acuerdo colectivo sectorial que expiró en diciembre de 2010.

El nuevo convenio colectivo regional, que afecta a los 1.800 trabajadores de este sector en Cantabria , tendrá vigencia hasta diciembre de 2015 y estipula una cláusula de ultraactividad de 15 meses para negociar el siguiente, antes de que patronal y sindicatos se sometan a un arbitraje de no alcanzarse un acuerdo.

El acuerdo estipula un incremento general de los salarios de un 1,4% para el año 2014, mientras que en 2015 las tablas remunerativas se ajustarán al PIB del ejercicio anterior con una cláusula adicional que impide la aplicación de un hipotético porcentaje negativo del índice inflacionista para actualizar los sueldos.

El nuevo convenio colectivo mantiene la jornada laboral máxima de 1.796 horas anuales y de 10 horas de trabajo efectivo al día, ocho horas en el caso del personal de agencias de transporte de paquetería; e incluye una nueva redacción sobre el tiempo efectivo y de presencia para adaptarlo al Acuerdo General de Transporte por Carretera estatal.

Además, se incrementan a 44 euros las dietas para las rutas nacionales y las que se desarrollen por carreteras de Portugal y se unifica las de las rutas internacionales en 50 euros.

UGT y CCOO informan que el acuerdo incorpora también una claúsula de subrogación de plantilla con el objeto de potenciar la estabilidad en el empleo del personal de externalización de trabajos en logística.

En este sentido, los sindicatos puntualizan que ante un supuesto de subrogación, la nueva empresa deberá asumir al menos un 80% de los trabajadores de la empresa saliente.

UGT y CCOO subrayan que «aunque este convenio colectivo es austero y no satisface todas nuestras expectativas, mejora y matiza ciertos déficits del convenio anterior y además era obligado y necesario en el actual contexto de crisis económica para mantener unos derechos laborales mínimos».

Ambos sindicatos agregan que «de no haberse firmado este convenio, todo el sector se habría visto abocado a un absoluto vacío legal, un panorama sin convenio colectivo sólo beneficioso para las empresas piratas y para los promotores de una explotación laboral con salarios miserables».

Este convenio, que se firmó el pasado viernes 20 de diciembre, evita que 1.800 trabajadores del sector en Cantabria pierdan la cobertura del convenio, tras concluir la prórroga del último acuerdo suscrito por sindicatos y patronal hace unos meses.