La Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM) manifiesta su firme oposición a la propuesta del exministro y presidente de la Asociación Nacional de Empresas Constructoras de Obra Pública (Aerco), Javier Sáenz de Cosculluela, en la que aboga por elevar el impuesto de hidrocarburos en tres céntimos por litro.

La medida se sustenta en los siguientes criterios: su implantación comportaría efectos negativos inmediatos en la competitividad de toda la economía española al encarecer el precio de los productos (el 85% se transporta por carretera) y dificultar las exportaciones como consecuencia de la situación periférica de España.

Además, se trataría de una medida inflacionista que afectaría de forma negativa al consumidor final, reduciendo su poder adquisitivo. En consecuencia, por lo que que esta medida lastraría todavía más la producción y el consumo, imprescindibles para salir de la crisis actual.

Fuentes de la confederación argumentan que esta propuesta es tremendamente discriminatoria e injusta, pues incide de forma desproporcionada en el transporte de mercancías por carretera, principal consumidor de hidrocarburos en nuestro país. La medida se considera especialmente discriminatoria hacia las empresas de transporte, si se considera el hecho de que además vienen contribuyendo económicamente a sustentar la sanidad pública desde hace varios años a través del denominado ‘céntimo sanitario’, a pesar de que la Comisión Europea ha dictaminado que España incumple la normativa europea de tributación por su aplicación.

En opinión de la CETM el transporte de mercancías por carretera cubre sobradamente con sus impuestos los costes externos y de infraestructuras que genera. En consecuencia, una medida como esta no ocasionaría ningún beneficio, tal y como justifica para su puesta en marcha Sáenz de Cosculluela, y sólo sería una carga más para un sector que está sumido en una profunda crisis desde hace más de tres años que se ha saldado con la desaparición de más de 9.000 mil empresas y 50.000 puestos de trabajo en 2010.