Adif_Jaen

La agencia de rating Fitch ha asignado a Adif, ente público gestor de la infraestructura ferroviaria, un rating de BBB, una nota dentro del grado de inversión, que resulta ser la misma que esta agencia de calificación tiene actualmente otorgada al Reino de España.

Asimismo, la agencia ha puesto a Adif en perspectiva negativa, con lo que apunta la posibilidad de realizar eventuales revisiones de su calificación.

Fitch indica que el hecho de asignar la misma nota y perspectiva a Adif que a la deuda soberana española responde a los «fuertes vínculos operativos y estratégicos» de la entidad con el Gobierno, lo que apunta «una alta probabilidad de apoyo extraordinario del Ejecutivo si fuera necesario«, señala la firma

La agencia otorga el «investment grade» al ente público a pesar de considerar que cuenta con un «débil» cash flow, que «no se espera que cubra el pago de la deuda«. «Las operaciones de Adif generaron un cash flow de casi 38 millones de euros en 2012, frente a los 106 millones de 2011, mientras que el importe anual de deuda que debe reembolsar a partir del 2014 está por encima de 300 millones«, indica Fitch.

Con todo, la firma asegura que la calificación de Adif «está vinculada» a la de España y que «cualquier acción en la nota de la deuda soberana se reflejará en Adif«.

No obstante, Fitch señala que podría rebajar la nota del ente público ferroviario «si se registra un cambio de estado de la empresa o una variación sustancial en su importancia estratégica o en la ayuda estatal«.

De igual forma, la agencia manifestó su confianza en que la compañía pública mantenga un «estatus legal» similar y un «fuerte apoyo del Gobierno», pese a los planes para segregar Adif y su deuda en dos empresas, una para el AVE y una para el ferrocarril convencional.

En la actualidad, Adif trabaja para lanzar una emisión de títulos de deuda que podría ascender a unos 600 millones de euros a finales del mes de julio, según indicaron en fuentes oficiales de la empresa pública a finales del pasado mes de junio. El ente público busca fuentes de financiación adicional para acometer las inversiones que realiza en ferrocarril y ante las restricciones de la financiación bancaria.