Ignacio Cepeda presidente de Guitrans

Ignacio Cepeda presidente de Guitrans y de Fitrans

La entrada en vigor de la nueva Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres (LOTT) el pasado día 25 de julio ha provocado que la Federación Interregional de Asociaciones de Transportes (Fitrans) vuelva a aparecer en la escena informativa tras meses de silencio y de no saber bien qué papel está desempeñando en el sector transporte.

Así, Fitrans vuelve a recopilar en un denso manifiesto sus principales quejas a  la LOTT de la que en líneas generales opina que deja en su última modificación tantas cosas fuera “que su impacto sobre la grave situación que atraviesa nuestro sector va a ser muy limitado”.

Una vez más, vuelve a señalar que con 29.025 empresas de transporte menos en el estado desde 2008,el sector está en caída libre y requiere del apoyo de la Administración, apoyo que por el momento no estamos logrando”.

A pesar de reconocer como el punto más positivo de la nueva LOTT la aprobación de la acción directa por parte del transportistas sobre el cargador, las asociaciones que conforman Fitrans consideran que no se cierra el problema, “porque ahora habrá que analizar qué efecto real tiene, teniendo en cuenta que el transportista es el eslabón más débil de la cadena”.

Por ello, reclama que la Administración “está obligada a realizar un seguimiento del impacto de esta medida introduciendo las modificaciones que sean necesarias para que efectivamente el transportista cobre en plazo y modo adecuados”.

Sanciones para los que incumplen plazos de pago

Además, la federación entiende que para que el transportista cobre en plazo “es fundamental que se impongan sanciones a los que no cumplan los plazos de pago, aspecto que no se ha abordado en la reforma del baremo sancionador y que invalida la ley de morosidad, ya que si se incumple la obligación de pagar a 30 días, no ocurre absolutamente nada”.

En relación al baremo sancionador, Fitrans insiste en que es una “gran decepción”, ya que sigue siendo “abusivo, excesivo y desproporcionado. Considera que es muy superior a los de otros países del entorno para las infracciones menores y en cambio “no recoge un aumento significativo de las sanciones a las empresas que actúan ilegalmente alterando las normas del mercado”.

En cuanto al transporte de mercancías en vehículos de hasta hasta 3,5 tn de MMA, aunque Fitrans reconoce que no se ha liberalizado, entiende que se han relajado las condiciones para obtener la autorización ya que no deberán cumplir los requisitos de establecimiento, honorabilidad, capacidad financiera y capacitación profesional. “Desde luego, nos parece absolutamente contraproducente para la necesaria reestructuración del sector”, señala.

Trabajar sin cubrir costes

Pero sin duda el problema más grave del que adolece esta nueva LOTT para Fitrans es que no establece medidas para que ninguna empresa pueda trabajar con precios que no cubran los costes de explotación, asegurando un mínimo umbral de rentabilidad y recuerda que el Código de Transportes francés prevé que el precio del transporte cubra todos los costes y que las oscilaciones del precio del gasóleo entre la fecha del contrato y la prestación efectiva del servicio se reflejen en la factura, con sanciones que pueden llegar hasta los 15.000 euros por el incumplimiento de estos preceptos.

Por todo ello, la patronal pone la esperanza en el desarrollo reglamentario que concrete aspectos que han quedado imprecisos o vacíos de contenido en esta modificación de la LOTT.