BSR flota vehículos transmisión automática Allison

El servicio municipal de limpieza de Berlín fundamenta su flota de camiones en la propulsión por gas natural, GNC, por ello dispone de una de las mayores flotas europeas de vehículos equipados con Allison.

Berliner Stadtreinigung, BSR, es la empresa municipal de gestión de residuos más importante de Alemania. Da servicio en un área de 892 km² y atiende a más de 3,45 millones de habitantes y 10 millones de turistas por año.

La empresa dispone de una flota de 1.100 vehículos destinados a recogida de residuos, limpieza viaria y servicios de mantenimiento de carreteras en invierno.

Más de la mitad de estos vehículos, 626 exactamente, están equipados con transmisiones automáticas Allison de las series 1000 y 3000.

Estas cajas de cambio automáticas ya son imprescindibles dentro de la empresa de limpieza, principalmente por las ventajas que ofrece el convertidor de par de Allison y la tecnología de cambio de marchas en par continuo.

Las transmisiones automáticas ofrecen numerosas ventajas para la circulación por Berlín, con constantes paradas y arranques. Los cambios automáticos suponen un ahorro significativo de los costes. El convertidor de par, que sustituye el embrague tradicional usado en las cajas de cambios manuales o automatizadas, es un componente que no está sujeto a desgaste. No necesita ser reemplazado en toda la vida útil del vehículo.

Según datos de la empresa de limpieza “en los últimos 10 años la utilización de transmisiones automáticas nos ha ahorrado 1.500 reemplazos de embragues aproximadamente”.

Para BSR, con casi 180.000 horas anuales dedicadas a la reparación de vehículos, el no tener que sustituir embragues no sólo significa una importante reducción de los gastos de explotación, sino que también garantiza una mayor productividad y eficiencia al reducirse el tiempo de inactividad de los vehículos.

Flota ecológica

Durante los últimos años BSR ha invertido considerablemente en mejorar su flota. De 2006 a 2010, se renovaron unos 870 vehículos, sustituyéndolos por otros menos contaminantes, con bajas emisiones de gases, polvos y ruidos.

Para la empresa de limpieza es vital operar con una flota ecológica, con emisiones reducidas y que minimice en lo posible el impacto sobre los habitantes de Berlín.

Por eso ya está utilizando algunos sistemas de propulsión híbridos para la recogida de basuras, y está probando también vehículos eléctricos y con pilas de combustible.

Actualmente, 120 vehículos Mercedes-Benz Econic GNC prestan servicio como recolectores de residuos en BSR, todos ellos equipados con transmisiones automáticas Allison de la serie 3000.

En el futuro, y para neutralizar la huella de carbono, estos vehículos se abastecerán con el biogás producido en la propia planta de la empresa de limpieza.

BSR flota de vehículos con transmisión automática de Allison.

La propulsión por gas natural reduce la contaminación

La utilización de GNC reduce la contaminación por benceno en un 95% y las emisiones de ruido a la mitad, si lo comparamos con las de un vehículo diesel.

Las transmisiones automáticas de Allison también contribuyen a este objetivo, ya que permiten el control exacto de los puntos de cambio manteniendo la velocidad del motor constante y optimizando el uso del combustible. 

El rendimiento de un vehículo GNC mejora significativamente con una transmisión automática, debido a la multiplicación del par motor durante el arranque. Por su parte, los engranajes helicoidales en la transmisión contribuyen aún más a la reducción de ruido propia de la propulsión por GNC.

Según BSR, al finalizar 2010, se ha logrado una reducción de 130.000 Tn de CO2. Esto representa cerca de 9.000 Tn más de lo convenido por ambas partes.

“Estamos convencidos de que si seguimos aumentando el perfil ecológico de nuestra flota, seremos capaces de llegar más lejos aún en la reducción de CO2 y cumpliremos los objetivos del segundo acuerdo que hemos firmado», han asegurado desde la empresa de limpieza.