AP-7 a su paso por Torreblanca

La Autopista del Mediterráneo o AP-7 conecta la frontera francesa con Algeciras.

El miércoles 10 de diciembre, la ministra de Fomento, Ana Pastor durante su comparecencia en el Congreso de los Diputados, ha anunciado que en el año 2015 se bonificarán los peajes para vehículos pesados en tramos de autovías paralelos a carreteras convencionales, como sucederá en la AP-7 a su paso por la N-340 en la provincia de Tarragona.

En el Pleno del Congreso, Pastor ha garantizado la voluntad del Gobierno en solucionar los problemas de tráfico y accidentalidad de la N-340 y para ello pondrá en marcha un sistema de bonificación de los peajes de hasta el 50% para vehículos pesados entre los tramos de Altafulla y Vilafranca del Penedès y Vilafranca del Penedès-Martorell.

Ante la petición del diputado de CiU, Jordi Jané, de que esta medida se apruebe lo antes posible, la ministra ha advertido de que antes tendrán que aprobarse los Presupuestos Generales del Estado para 2015. Y mientras, el Gobierno tiene «reuniones pendientes» con asociaciones de transportistas y con la Generalitat de Cataluña.

El diputado nacionalista ha calificado la N-340 como una de las carreteras estatales con más retenciones y más peligrosas de España, en la que además todos los accidentes mortales de este año han estado relacionados con vehículos pesados. Por ello, ha pedido que las decisiones se adopten lo antes posible y no se deje pasar la Navidad, una fecha con mucho tráfico de vehículos.

Pastor ha reconocido que la bonificación de peajes es una medida con un coste «moderado» y un efecto «muy favorable a corto plazo» que, por ejemplo, ya se puso en marcha en la A-2 a su paso por Gerona logrando reducir el paso de 1,7 millones de vehículos pesados.

Por último, el diputado de CiU ha pedido una solución para la incorporación de la variante de Tarragona, la autovía A-7, con la de Altafulla y Torredembarra, la N-340, en la zona conocida como La Móra.

Pastor se ha remitido a los servicios técnicos del Ministerio de Fomento que, según ha explicado, advierten de que hay problemas de espacio para esa conexión y la solución técnica es «muy difícil».