Autopista AP-36 Albacete-La Roda la primera en entrar en quiebra

La autopista AP-36 Albacete-La Roda ha sido la primera en presentar concurso de acreedores.

Nuevo retraso en el que se antoja ‘interminable’ proceso de rescate planteado por el Ministerio de Fomento, para las autopistas quebradas, como propuesta de convenio de acreedores en el concurso de las radiales de Madrid R-3 y R-5, y que inicialmente concluía el próximo 16 de noviembre. El Juzgado de lo Mercantil número 6 de Madrid ha dejado en el aire el plazo de aceptación del mismo.

El juez titular ha instado al Departamento que dirige Ana Pastor a que «subsane» varias «deficiencias formales» detectadas en su propuesta, para lo que cuenta con un plazo de una semana. Una vez que presente de nuevo el convenio y se admita a trámite, el juez volverá a fijar un plazo de un mes para que los bancos acreedores de las vías manifiesten si se suman o no al plan de rescate del Ministerio.

Este aplazamiento permite, no obstante, a Fomento contar con más plazo para seguir negociando con la banca, fundamentalmente con la extranjera, su adhesión al plan de rescate.

Empresa pública de autopistas

Este plan contempla constituir con las ocho autopistas en quiebra una empresa pública de autopistas, después de aplicar una quita del 50% a la deuda de 3.800 millones que estas vías tienen con los bancos. El resto del pasivo se titulizará en un bono a treinta años.

El Ministerio de Fomento presentó el viernes 17 de octubre ‘in extremis’ ante el juzgado esta propuesta de convenio de acreedores para las autopistas radiales de Madrid R-3 y R-5.

De esta forma, dio el primer paso para llevar el rescatar a estas autopistas y a las otras siete que actualmente estén en quiebra, dado que prevé extender esta propuesta de convenio al resto de las vías concursadas.

Con esta decisión del Juzgado de lo Mercantil número 6 de Madrid, se ha dado asimismo el primer paso para acumular en uno solo todos los procesos concursales de todas y cada una de las ocho autopistas.

En concreto, el juez titular ha comunicado al resto de juzgados que llevan concursos de autopistas que se ha presentado convenio de acreedores al proceso de las dos radiales que su Juzgado tramita y que es el que mayor pasivo acumula (660 millones de euros), por lo que le corresponde asumir la acumulación del proceso.

Al presentar el plan mediante convenio de acreedores, el Ministerio evita que la sociedad concesionaria de estas dos autopistas entre en liquidación. En un supuesto de liquidación de las concesiones de estas autopistas, Fomento está obligado a cumplir con su responsabilidad patrimonial, lo que supondría un coste para las arcas públicas de  unos 4.000 millones de euros.

Fomento pudo presentar convenio al concurso de las radiales y posteriormente extenderlo al resto de las vías en problemas gracias a la reforma de la Ley Concursal que el Gobierno aprobó a comienzos del pasado mes de septiembre.

Además de las radiales R-3 y R-5 de Madrid, el resto de autopistas en problemas son las otras dos radiales de la capital (R-2 y la R-4), la autopista Ocaña-La Roda, la Madrid-Toledo, la Cartagena-Vera, la que une Madrid con el aeropuerto de Barajas y la Circunvalación de Alicante.