retenciones en la N-340

Por el tramo que se mejorará circulan unos 1.400 vehículos pesados.

El Ministerio de Fomento ha dado el visto bueno final al proyecto de ampliación de plataforma y reordenación de accesos en la N-238, entre la AP-7, en el término municipal del municipio castellonense de Vinaroz y la N-340.

Las obras, con un presupuesto de 15,4 millones de eurosestán comprendidas entre el enlace con la carretera N-340, que sirve de variante de Vinaroz y Benicarló, y la intersección de acceso al peaje de la autopista AP-7, por el que circulan habitualmente unos 8.900 vehículos, de los que unos 1.400 de ellos vehículos pesados, según datos de finales de 2018.

El objeto del proyecto es mejorar la seguridad vial del tramo de actuación, al tiempo que permitirá mejorar la conexión de la AP-7 con la red viaria de la comarca del Bajo Maestrazgo, en especial con la N-340, la CV-11 y la CV-101 de acceso al municipio de Alcanar y consiste en la ampliación de la plataforma existente en la carretera N-238, entre el enlace de la AP-7 y el enlace de la N-340 en una longitud de unos 6,5 kilómetros, dotándola de dos carriles de 3,50 metros de ancho.

De igual modo, también se ejecutará un nuevo enlace con la CV-101 para el acceso a Alcanar y a la estación de ferrocarril, con la consiguiente mejora de la intersección existente con la AP-7.