Con motivo de la reciente inauguración de la nueva terminal de contenedores del puerto de Barcelona, el secretario de Estado de Infraestructuras, Rafael Català, adelantó que los presupuestos del Estado para 2013 incluirían una partida para financiar la construcción de los accesos ferroviarios definitivos para la nueva terminal de contenedores del Muelle Prat del puerto de Barcelona, aunque no especificó la cuantía de la financiación prevista por parte del ministerio de  Fomento.

El presidente del puerto, Sixte Cambra, ha cifrado por su parte en unos 100 millones de euros el importe total de la infraestructura ferroviaria, de los que el gobierno central aportará el 60% de la inversión total, 60 millones de euros, mientras que el resto será por cuenta de la Autoridad Portuaria.

De esta forma la inversión de unos 200 millones estimados inicialmente, se ha reducido a la mitad, después de que desde el ministerio de Fomento se reenfocara el proyecto, modificando algunos aspectos que encarecían en exceso el mismo.

En una entrevista en la televisión autonómica, Cambra ha declarado que tras conocerse los primeros detalles a este respecto contenidos en los Presupuestos generales del Estado presentados el pasado jueves por el Ejecutivo, espera «poder concretar algún calendario de ejecución»  de esta infraestructura que es vital para el desarrollo y consolidación de la nueva terminal de contenedores del puerto de Barcelona, que pasaría a ser el primer puerto del sistema portuario español en contar con conexión ferroviaria con Europa, en ancho UIC.

La construcción de los accesos definitivos al Puerto es una necesidad para conectar la primera fase de esta terminal, que se ha solventado momentáneamente con la adecuación de unos accesos ferroviarios provisionales que el pasado 20 de septiembre recibieron la circulación del primer tren de mercancías con origen en Zaragoza y destino a la nueva terminal de contenedores de Tercat.

La terminal de contenedores del Muelle Prat, a la que dan servicio a los accesos viarios y ferroviarios provisionales, dispone en su primera fase de una superficie total de 100 Has con una capacidad para manipular 2,65 millones de TEUs al año y cuenta con una playa de ocho vías preparada para acoger trenes de 750 m