Huelga CGT Renfe

Huelga de CGT Renfe en julio de 2013.

Renfe garantiza la circulación del 17% de los trenes de Mercancías. Así, de 306 programados para el 26 de diciembre, circularán 51 trenes de servicios mínimos. En Feve, de 60 trenes afectados por la huelga circularán 10, lo que supone también el 17%.

En cuanto al AVE Larga Distancia, circularán el 77% de los trenes habituales para la jornada de huelga convocada por el sindicato CGT, coincidiendo con el fin de semana de Navidad, mientras que los trenes de Cercanías, la circulación será entre el 43,5% y el 50%.

Para el servicio de trenes de Media Distancia, regionales, convencional, los servicios esenciales garantizan la circulación de entre el 65% y el 57% de los habituales.

De esta forma, la convocatoria de la jornada de paro afecta a un total de 262 trenes de la oferta habitual diaria de Renfe. En concreto, no circulan 81 trenes AVE y Larga Distancia del total de 350 programados para una jornada de viernes habitual, 13 de los 30 que componen la oferta diaria de Feve y 168 de los 483 trenes que integran la de Media Distancia.

Con esta convocatoria de huelga en Renfe de 23 horas de duración, entre las 0.00 y las 23.00 horas de mañana viernes, CGT pretende reivindicar un ferrocarril «público y social» y expresar su rechazo a la entrada de operadores privados y al «ataque que vienen sufriendo las condiciones laborales de los ferroviarios».

Jornada de «excepcional movimiento»

En la resolución del Ministerio de Fomento que fija los servicios mínimos ante esta jornada de paro en el ferrocarril, el Departamento que dirige Ana Pastor considera que los porcentajes de circulaciones establecidos son los «imprescindibles», para, «respetando el derecho fundamental de huelga, no dañar en exceso otros derechos fundamentales de los ciudadanos y la sociedad».

Fomento destaca que el 26 de diciembre es una jornada de «excepcional movimiento de viajeros», con «numerosos desplazamientos de media distancia y largo recorrido» con lo que «es preciso mantener la comunicación entre las principales poblaciones del territorio nacional».

«Retrasar o adelantar los desplazamientos para otro día o utilizar medios de transportes alternativos, la supresión del servicio ferroviario o la excesiva limitación del número de trenes y trayectos ferroviarios, perjudicaría gravemente el derecho a circular por el territorio nacional», argumenta el Ministerio.