El Ministerio de Fomento, a través de Adif Alta Velocidad, ha aprobado estos dos nuevos contratos, por importe conjunto de 18,6 millones de euros, que incorporarán suministros por valor de 39,1 millones de euros, lo que elevaría el valor estimado de las inversiones en estos tramos a 57,8 millones de euros.

Los contratos adjudicados se refieren a las actuaciones en vía y electrificación para la implantación del ancho estándar en los tramos Vinaroz-Vandellós y Castellón-Vinaroz.

El primer contrato ha sido adjudicado a la Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por las compañías Acciona Infraestructuras y Comsa por un importe de 7.176.220 euros, mientras que el contrato referido al segundo tramo, con un presupuesto de 11.470.800 euros, ha sido adjudicado a la UTE integrada por las empresas Vías y Construcciones, Torrescámara y Cía de Obras, y Electren.

Los trabajos también comprenden la adaptación de las instalaciones y elementos para la explotación en óptimas condiciones para trenes de mercancías de 750 men ancho estándar interoperable, garantizando la idónea prestación, capacidad, estabilidad y fiabilidad de los tráficos de viajeros y mercancías.

Estas actuaciones podrán ser cofinanciadas por las Ayudas RTE-T (Redes Transeuropeas de Transporte).