Acceso viario al puerto de Santander

Las obras consistirán en el desarrollo de una glorieta elevada para distribuir el tráfico entre el puerto, la Ciudad del Transporte y la A-67.

El Consejo de Ministros ha autorizado la contratación de las obras de acceso al puerto de Santander desde la A-67, cuyo proyecto de construcción ha sido aprobado recientemente con un presupuesto de licitación de 31 millones de euros, muy superior a los seis que se habían programado inicialmente.

Desde Fomento han informado de que las actuaciones se licitarán antes de que finalice 2017, con un plazo de ejecución de dos años. El enlace entre la autovías S-10 y la A-67 permite llegar actualmente hasta el  puerto, el aeropuerto, varios centros comerciales, dos polígonos industriales y la Ciudad del Transporte de Santander, Citrasa.

Esto genera retenciones en horas punta en los accesos a la instalaciones portuarias, que en ocasiones alcanzan la A-67. La construcción de un nuevo acceso al puerto servirá para descongestionar el enlace con la S-10 y mejorará la movilidad.

Reducción del tráfico

Al canalizar todo el tráfico de entrada y salida a través de un acceso independiente, se reducirá el tráfico que pasa por la zona de Nueva Montaña y Raos, que constituye el punto de mayor intensidad de las carreteras cántabras. Se estima que circulan diariamente más de 130.000 vehículos, de los que entre 1.200 y 1.500 son camiones.

La presente actuación se ha concebido de manera que sea compatible con el aumento de capacidad de las autovías A-67 y S-10 en el entorno de Santander, actualmente en fase de proyecto.

Las obras consistirán en el desarrollo de una glorieta elevada sobre la carretera para distribuir el tráfico entre el puerto, la Ciudad del Transporte y la propia A-67. Se ha reservado el máximo espacio posible bajo la misma para facilitar la circulación de los vehículos pesados en los viales internos de Citrasa.

Para ello, se han dispuesto sobreanchos y despejes para satisfacer las necesidades de paso de vehículos de transporte especial y se ha reordenado la señalización en el entorno de la obra.