La negativa del Ministerio de Fomento a prorrogar dicha medida para el próximo año obligará a miles de empresas transportistas que tengan autorizaciones en suspensión temporal a proceder a su rehabilitación antes del próximo 31 de Diciembre. En caso de no realizarlo, las perderán definitivamente, impidiendo a los vehículos a las que estaban referidas poder realizar transporte, según Fenadismer.

Tras la aprobación de dicho régimen extraordinario por parte del Ministerio de Fomento, desde enero de 2010 hasta la actualidad, las empresas de transporte han dado de baja un total de 90.990 autorizaciones en toda España, siendo especialmente significativa la situación en las Comunidades Autónomas de Cataluña (16.961), Andalucía (14.048), Madrid (12.589) y Comunidad Valenciana (9.185).

Al comenzar la crisis económica un importante número de empresas transportistas tuvieron que verse obligadas a parar parte de su flota de transporte por la fuerte reducción de la actividad en el sector.

Ante esta situación, las asociaciones de transportistas solicitaron al Ministerio de Fomento a finales del año 2009 la aprobación de una medida extraordinaria, que permitiera poder realizar el visado periódico de sus autorizaciones, que cada dos años se realiza ante las Consejerías de Transporte de las Comunidades Autónomas, sin necesidad de aportar la documentación de los vehículos de transporte inactivos, cuyas autorizaciones quedaban de esta forma, en situación de baja temporal.