Mesa sobre pesos y dimensiones en el Congreso de la CETM en Toledo

Mesa sobre pesos y dimensiones en el Congreso de la CETM en Toledo

El ministerio de Fomento quiere desarrollar una norma sobre nuevos pesos y dimensiones para el transporte de mercancías por carretera que, equilibrada para todas las partes afectadas, no suponga grandes esfuerzos e inversiones al sector,  especialmente para transportistas y cargadores.

Así lo ha expresado este jueves el director general de Transportes Terrestre de Fomento, Joaquín del Moral, durante su participación en la mesa debate que sobre este asunto se ha celebrado en la primera jornada del XV Congreso de Empresarios de Transporte por Carretera que la patronal CETM celebra hasta el próximo sábado en Toledo.

Sin embargo, el responsable ministerial también cree que el debate “no puede ser eterno, y en algún momento se tendrá que adoptar una normativa consensuada”. A su parecer, es fundamental que cargadores y transportistas “vayan de la mano en este asunto si se quiere obtener una solución”.

Pero a pesar de los deseos de Joaquín del Moral, durante la celebración de esta mesa debate han vuelto a quedar patente las posturas encontradas que sobre este tema de pesos y dimensiones, existen entre empresas de transporte y logística, que apuestan por una armonización de las 44 toneladas y los megatrucks en el ámbito europeo, y los cargadores, representados por las patronales Aecoc y Aeutransmer, claramente partidarias de la autorización de las 44 tn en España para que nuestro país no se convierta en una excepción dentro de Europa en este asunto y por las ventajas en costes que supondría su autorización.

Pero además, en el intenso debate celebrado salió a relucir otro aspecto interesante sobre el uso de las 44 tn en España que habitualmente no se tiene en cuenta como es el de la seguridad.

Un año sin avances 

Del Moral insistió en que Fomento lleva un año analizando con el Comité Nacional del Transporte, la nueva norma sobre masas y dimensiones y que a pesar de ello, no se logra un entendimiento. De “ahí la dificultad para contentar a todas las partes”, reconoció. En cualquier caso, el responsable de Fomento volvió a señalar que su objetivo, pasa por consensuar un acuerdo.

En su opinión, es fundamental que con la recuperación económica, las empresas sean más competitivas y no se puede dar la espalda a lo que sucede en países de nuestro entorno como Portugal, Francia o Italia que ha autorizado el uso de las 44 tn.

Sin embargo, el director general también entiende que un aumento de los pesos y dimensiones sin un profundo análisis “supondría un aumento de la oferta de transporte que puede poner en debilidad al transportista frente al cargador”.

Lo que sí dejó claro Del Moral es que la autorización de la altura hasta los 4,5 metros no supone un coste excesivo para las empresas de transporte, ni inconvenientes técnicos insalvables.

Para Enrique Soravilla, presidente de la patronal catalana Transcalit y moderador de la mesa, es evidente que no existe una definición clara de cuál debe ser la normativa de pesos y dimensiones en Europa porque cada país “lo adopta en función de intereses internos”.

Buscar la rentabilidad para las empresas

Carmelo González, director general de Vía Augusta, entiende que desde la Administración sólo se habla de mejorar la carga de las empresas y no tanto de mejorar la rentabilidad empresarial del transporte. Asimismo entiende que, ahora que ha empezado la recuperación económica, la adopción de las 44 tn en España obligaría a las empresas a tener dos flotas porque en el transporte transfronterizo la UE no permite más de 40 tn.

Por ello, creo que para nuestro sector no es el momento de hacer cambios en los pesos y dimensiones”, señaló González y se preguntó si los cargadores compartirán con los transportistas los beneficios que obtengan con las 44 tn.

A este respecto, Manuel Rouco, presidente de honor de Aeutransmer, se mostró completamente a favor de los camiones de 44 tn de MMA y de los megatrailers que “tendrán un uso muy concreto por parte de los transportistas».

En su opinión hay que acabar con la mentalidad del transportista del “voy a llevar más por menos ingresos” y avanzar enn el “voy a llevar más con más precio”, porque considera que los cargadores están dispuestas a negociar nuevos precios si se autorizan las 44 tn.

En cualquier caso, Rouco también cree que este es un asunto que requiere armonización europea para no crear reinos de Taifas en función de los intereses, como Alemania que no aprueba las 44 tn por la presión del lobby ferroviario.

La seguridad, un factor a tener en cuenta con las 44 tn

Opinión muy similar expresó Eugenio Vila, responsable de Transporte de Henkel Ibérica y socio de Aecoc, que destacó que dentro de la UE, 15 países todavía no autorizan las 44 tn pero otros 14 sí, entre ellos los más desarrollados económicamente a excepción de Alemania.

Finalmente, Javier del Mazo, responsable comercial del fabricante Cargo Bull, insistió al auditorio que dentro del debate sobre las 44 tn debe tenerse muy presente la seguridad porque “muchas veces es obviada”.

Del Mazo advierte que conducir un camión 25,25 no puede hacerse por cualquier chofer y, asimismo, incidió en que la altura de 4,5 metros para camiones también presenta inconvenientes respecto a la seguridad porque el centro de gravedad del vehículo varía.