El ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, asegura que el principal objetivo a alcanzar es reorientar las políticas del transporte hacia una estrategia de movilidad sostenible y segura que garantice la conectividad para todos y facilite los movimientos de personas y mercancías.

A juicio de Ábalos, los poderes públicos deben facilitar la aplicación de las innovaciones tecnológicas disponibles y convertir las infraestructuras en redes inteligentes y sostenibles y ha destacado todas aquellas innovaciones que tengan un impacto relevante en la política medioambiental del transporte y que ayuden a generar nuevos modelos de movilidad ya demandados por la sociedad, con el objetivo de planificar las infraestructuras de manera integral y más selectiva, optimizando el diseño en todo su ciclo de vida y haciendo énfasis en la intermodalidad de todos los modos de transporte.

Así mismo, Ábalos también ha afirmado en el Congreso Mundial de Carreteras celebrado en Abu Dhabi que las infraestructuras deben facilitar los servicios de transporte y, para ello, se debe mejorar la gestión de las grandes bases de datos existentes sobre transporte, para gestionar más eficientemente los tráficos, tanto actuales como futuros.

De igual modo, a juicio del ministro, el mejor uso de los recursos dedicados a las infraestructuras de transporte se debe centrar en aquellas inversiones que aumenten la conectividad entre modos, así como en la conservación y mantenimiento de las existentes, sin olvidar por supuesto la seguridad, de tal modo que el futuro de las redes no se limite a los ámbitos nacionales, sino que hay que trabajar en contextos amplios de colaboración entre países y regiones del mundo.

Además, Ábalos también aboga por reorientar la política de infraestructuras y transporte hacia una concepción global e inclusiva, que respete el medioambiente y esté al servicio de las personas.