No es cierto que los puertos tendrán que aportar el 50% de sus beneficios al nuevo Fondo de Accesibilidad Portuaria”. Así de tajante se han mostrado fuentes de máxima solvencia del ministerio Fomento para responder a las fuertes críticas que está recibiendo este nuevo fondo, diseñado a través de Puertos del Estado.

Desde el departamento que dirige Ana Pastor se pone énfasis en que esta medida, junto con la de la ampliación de los plazos concesionales de las terminales portuarias, lo que busca es generar recursos en los puertos para que haya mayor capacidad de inversión.

Asimismo, recuerda que el conjunto del sistema portuario español tiene en este momento un resultado positivo agregado de 260 millones de euros. Por lo tanto, “lo que pretendemos es que esos recursos se puedan prestar al propio sistema, para los puertos que tienen necesidad de mejorar su conectividad que, al mismo tiempo, redundará en la mejora de capacidad del sistema”.

Inversión mediante prestamos propios 

Fomento aclara que lo que se busca es que el propio sistema genere capacidad de inversión para conectividad mediante préstamos propios a partir de los beneficios.

De esta forma, “no se modifica la cuenta de resultados de ningún puerto, ni ninguno se ve perjudicado a la hora de aportar a ese fondo porque se realiza después de que cada uno de ellos cierre sus cuentas anuales, pague su endeudamiento y sus inversiones y, después, con el saldo excedente es con lo que se financiaría el Fondo”.

Con esta explicación, Fomento busca relajar el ambiente creado y restar preocupación entre los puertos al entender que ninguno va a salir perjudicado por la medida. “No se quita el 50% de los beneficios a ningún puerto, como se está diciendo, sólo se aporta al fondo una cantidad en calidad de préstamo, y los recursos propios siguen siendo del puerto”.

De esta forma, reitera la fuente de Fomento, “con sus resultados cada puerto lo primero que hace es pagar sus gastos, en segundo lugar acometer su plan de inversiones y, por supuesto, abordar sus deudas, y cuando todo esto está hecho y mantiene recursos positivos, como es el caso actual de muchos puertos, es cuando planteamos aportar al fondo, lo que creemos es bastante razonable”.

Con esta postura, Fomento quiere da a entender que los detalles del nuevo fondo no están todavía definidos. “No hay que invertir en capacidad de atraque ni  de abrigo, porque ya se ha invertido suficiente ahora toca en desarrollar la conectividad portuario por carretera y ferrocarril”.