carretera de Castilla y Leon

El Ministerio ha repasado las principales reivindicaciones de Castilla y León en materia de infraestructuras.

El Ministerio de Fomento se ha fijado el objetivo de «desatascar» los tramos o contratos con dificultades técnicas y acelerar las obras que están en marcha en Castilla y León, de forma que se puedan fijar compromisos de futuro con la Comunidad Autónoma.

Así, en una reunión mantenida entre el titular del departamento, Íñigo de la Serna, y el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, se han repasado las principales reivindicaciones de la región en materia de infraestructuras.

Entre los plazos concretos detallados, el ministro ha confirmado que la intención es reanudar en el primer semestre de 2017 las actuaciones en la A-73, que une Aguilar de Campo (Palencia) con Burgos, que se encuentran paralizadas desde 2010.

Del mismo modo, entre sus prioridades está la Autovía del Duero (A-11), donde destaca la inversión de 90 millones de euros para el tramo entre la localidad burgalesa Ibeas de Juarros y Burgos, en el que se pretende comenzar las obras lo antes posible.

En cuanto al tramo de esta misma carretera entre Tudela de Duero y Peñafiel, en Valladolid, De la Serna apela al «máximo acuerdo» para llegar a una solución, ya que está pendiente desde hace más de 15 años.

Asimismo, se ha comprometido a impulsar los seis tramos pendientes correspondientes a la provincia de Soria, con más de 200 millones de euros, lo que llevaría a finalizar cuatro en septiembre de 2018 y el resto un año después.

Respecto a la A-60, ha informado de que la ejecución del tramo de 27 kilómetros entre la localidad leonesa de Santas Martas y León está al 60%, y se está tramitando una modificación para salvar un punto conflictivo, pudiendo estár operativo en octubre de 2018, según las previsiones. También se ha situado la finalización de la SG-20 de circunvalación a Segovia en la primavera de 2018.

Conexiones de Castilla y León con Portugal

Por otro lado, el Ministro de Fomento ha resaltado la importancia de las conexiones con Portugal, asunto para el que prevé reunirse con las autoridades del país vecino en el menor tiempo posible con el fin de analizar todos los enlaces que favorezcan la mejora de la competitividad del territorio y de las empresas.

En este sentido, se ha referido al tramo entre Fuentes de Oñoro (Salamanca) con la frontera lusa, donde está prevista una inversión de 20 millones de euros para las obras, que avanzan a buen ritmo.

También ha recogido las sugerencias de Herrera para mejorar la conexión entre Braganza (Portugal) y Puebla de Sanabria (Zamora), en la que el Ejecutivo regional se haría cargo del tramo hasta la localidad zamorana de Rihonor de Castilla.

Desarrollo de cuatro terminales ferroviarias

Además, el presidente de Castilla y León ha reclamado al ministro la constitución de una Comisión de Seguimiento para desarrollar la Red de infraestructuras nodales del Plan de Infraestructuras, Transporte y vivienda (PITVI 2012-2024), firmado en octubre de 2016.

El objetivo es seguir avanzando en el desarrollo de las terminales ferroviarias de León y Valladolid, la plataforma logística de Salamanca (Zaldesa) y el Centro de Transportes de Burgos.

La Consejería de Fomento acometerá los estudios territoriales y urbanísticos y analizará su mercado logístico potencial, con el fin de que el Ministerio de Fomento pueda realizar el estudio de viabilidad y tener más oportunidades de acceder a la financiación de la Unión Europea.