Sede de Aena en Madrid.

La ministra de Fomento, Ana Pastor, ha anunciado que Fomento está elaborando un marco regulatorio para la privatización de Aena, que culminará a lo largo de este año, y servirá para garantizar el interés general de la red de los aeropuertos españoles, independientemente de que la gestión sea pública o privada, antes de acometer la entrada de capital privado en Aena Aeropuertos.

No obstante, ha indicado que la privatización de Aena Aeropuertos se tomará cuando el Gobierno «lo estime oportuno» y «se den las condiciones de mercado». En este sentido, ha dicho que los trabajos preparatorios ya «están hechos» y que falta por ultimar la norma, que tendrá rango de ley, para el nuevo marco de regulación.

Según ha explicado Pastor, en el nuevo marco se fijarán los niveles máximos de calidad y servicio, un régimen de inversiones y de ingresos, así como unos precios máximos regulados para las tasas, con las máximas condiciones de transparencia, con los períodos de consulta pertinentes con el sector y con la supervisión y control del regulador.

La relación entre Fomento y Aena se establecerá en un documento de regulación aeroportuaria, denominado DORA, con el que se aprobará un periodo de consultas en el que se establezcan las directrices para la evolución de la red, los pronósticos de tráfico, los estándares de calidad, en un programa quinquenal que valore los ingresos máximos por pasajero. De esta manera, se podrán realizar los correspondientes ajustes anuales en los precios.

Así, la titular de Fomento ha defendido que estos planes quinquenales incluirán «todos los requerimientos necesarios con respecto a la calidad del servicio para que nadie pueda fijar a su libre albedrío las tasas aeroportuarias».

Pastor señaló que los operadores «tendrán mayor peso en todo» y recordó que actualmente ya se realizan consultas con el sector con la nueva política tarifaria.

La operación de privatización de Aena prevé la entrada de capital privado de hasta el 60% en Aena Aeropuertos y un núcleo estable de accionistas de referencia, que estará compuesto por un número comprendido entre 3 y 5 inversores, que adquirirán una participación entre un 20% y un 30% del capital social de dicha sociedad, según figura en el dictamen del Consejo Consultivo de Privatizaciones (CCP).

Plan de austeridad para ahorrar 166 millones de euros

Por otro lado, Aena ahorrará este año 166 millones de euros gracias al plan de austeridad y prevé alcanzar los 700 millones de euros de ingresos comerciales, cifra que se elevará hasta los 788 millones en 2014, según ha asegurado la secretaria general de Transportes, Carmen Librero, en la Comisión de Fomento del Congreso.

Así, entre otras medidas, se ha puesto en marcha el Plan de Eficiencia Aeroportuaria en 17 aeropuertos y en dos helipuertos deficitarios con menos de medio millón de viajeros al año, lo que ha supuesto adaptar los horarios operativos a la demanda y, con ello, adecuar los servicios de mantenimiento y redimensionar la plantilla.

Además, se ha ajustado la estructura organizativa «con una reducción importante de directivos y de puestos de segundo nivel» y se ha aplicado un Plan Social de Desvinculaciones Voluntarias al que se han acogido «libre y voluntariamente» 1.170 personas, 921 de aeropuertos y 249 de navegación aérea, lo que ha supuesto una reducción de la plantilla del 11%.

También se han «racionalizado» las inversiones, que el año próximo se limitarán a 550 millones de euros para los proyectos «estrictamente viables y justificados sobre la base de una demanda real», según ha hecho saber la secretaria, y se ha reducido la deuda de Aena.

Diversificación de los ingresos

Por otra parte, también se ha trabajado por «incrementar y diversificar» las fuentes de ingresos a través del área comercial y del «marketing aeroportuario». De este modo, Aena ha conseguido entre otras cosas convertirse en «el mayor operador de España en el sector de aparcamientos», tras unificar la gestión de 120.000 plazas en todo el país, lo que «generará una mejora en la rentabilidad de su explotación».

Además, se ha puesto en marcha un Plan Comercial para mejorar la imagen de las infraestructuras e incrementar los ingresos comerciales, con propuestas como «el mayor concurso del mundo de tiendas ‘duty free’, con unos ingresos mínimos garantizados de 2.100 millones en siete años», o con el rediseño de espacios comerciales y aumento de la superficie comercial en los principales aeropuertos.

Las tasas subirán un 0.9% en 2014 

En relación con las tasas aeroportuarias, una de las principales vías de ingresos de AENA, se ha alcanzado un acuerdo con las principales aerolíneas, por el que en 2014 subirán un 0,9%, lo que permitirá que en la próxima temporada operen desde instalaciones españolas 378 nuevas rutas, lo que supondrá un aumento del tráfico internacional.

Con respecto al marketing aeroportuario, «esencial para incrementar el tráfico aéreo», ha pasado por promocionar el turismo de los destinos españoles y el tejido empresarial de las áreas de influencia de los aeropuertos, crear un segundo ‘hub’ en Madrid-Barajas para Air Europa y la alianza de aerolíneas SkyTeam, o acoger en el aeropuerto madrileño la nueva base de operaciones de la compañía de bajo coste Norwegian.

La responsable del área de transportes de Fomento también ha recordado que se ha descartado disgregar la gestión de Aena por aeropuertos, aunque sí se han constituido comités de coordinación aeroportuaria en todas las comunidades autónomas, donde también estarán representadas las corporaciones locales, las cámaras de comercio y los agentes económicos y sociales más representativos, así como los sindicatos de la empresa.