El puerto de Santander recibió el pasado 23 de enero el primer tren procedente de la fábrica de Ford en Almussafes, en Valencia, que llegó con 180 vehículos, la mayor parte de ellos del modelo Ford Kuga.

Se trata de la primera vez que Ford llega a Santander a través del ferrocarril. Los automóviles, trasportados por el operador ferroviario Pecovasa, se descargan en la terminal de automóviles del espigón central de Raos desde donde son embarcados en buques de las navieras Höegh Autoliner y United European Car Carriers, UECC. El destino final de estos automóviles es Australia, Nueva Zelanda y Sudáfrica, países con los que el Puerto de Santander está unido semanalmente a través de la línea de Höegh, y Noruega, a través de la línea de UECC, que tiene dos escalas a la semana en Santander.

Inicialmente está previsto un volumen anual de 10.000 unidades, pero esta cifra podría aumentar una vez se incorporen nuevos destinos desde Santander.

El puerto cántabro recuerda que en el último informe publicado por la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), Santander obtuvo el primer puesto en el ranking de puertos con una calificación “hasta ahora nunca alcanzada por ningún puerto”.