Tras el anuncio de la Transit Híbrida enchufable, Ford sigue apostando por los vehículos comerciales, en este caso con la actualización de la Transit Custom, cuya producción empezará a finales de 2017.

Se trata de una actualización del modelo, con un nuevo aspecto exterior y habitáculo rediseñado, que permite varias configuraciones tanto exteriores como interiores en función de las necesidades.

El motor será el Ford EcoBlue 2.0 diésel, disponible en 105, 130 0 170 caballos, con unas emisiones de 148 g/km y cambios de 6 velocidades tanto manual como automático.

En cuanto a la capacidad de carga, dispondrá de 25 litros en el habitáculo, y, en función de la configuración, de 6 a 8,3 metros cúbicos de carga.

En materia de seguridad, dispondrá de limitador de velocidad inteligente y sistema de información de ángulos muertos, con sistema de alerta de tráfico cruzado, que avisa al conductor de posibles vehículos que crucen mientras se da marcha atrás.

Ford aceptará los primeros pedidos a finales de 2017, y las primeras unidades se entregarán a principios de 2018.